El Gobierno gastará hasta 30.000 millones este año en comprar activos de banca

Sólo BNG e IU han votado en contra.- Zapatero ha anunciado un gasto este año de hasta 30.000 millones en la compra de activos bancarios, que empieza en noviembre.- El BCE avala las medidas.- Rajoy pide un "plan de rescate" para familias

El Pleno del Congreso de los Diputados ha convalidado hoy por una amplia mayoría los dos decretos ley que contiene el plan de ayuda a la banca del Gobierno que, además, gracias a los votos de PSOE, PP, CiU, PNV y UPyD no se tramitarán como proyectos de ley, tal y como pedían el resto de los grupos.

Así, 320 diputados apoyaron el decreto para la creación del fondo de liquidez para la banca, mientras que 4 escaños lo rechazaron y sólo uno se decantó por la abstención. Asimismo, la segunda de las normas, que plantea la concesión de avales de hasta 100.000 millones de euros, contó con 321 votos favorables, mientras que cuatro se abstuvieron.

Durante su intervención en un Pleno extraordinario en el Congreso, Zapatero ha defendido la puesta en marcha de estos dos reales decretos, ya que, en estos momentos, la intervención pública en el sistema financiero español es "necesaria e insustituible" para asegurar la estabilidad y la financiación requerida por empresas y familias.

Así ha defendido Zapatero en el Congreso de los Diputados la convalidación de los dos decretos ley sobre medidas financieras para hacer frente a la crisis en la que se encuentra inmerso el país, donde aprovechó para anunciar que las primeras operaciones de compra de activos a través del fondo con cargo al Tesoro se podrán realizar ya durante el próximo mes de noviembre, para lo que se aprobará este ejercicio un crédito extraordinario de 10.000 millones ampliables hasta 30.000 millones.

Según ha explicado el presidente, los activos de "máxima calidad" se adquirirán a partir de noviembre y serán cédulas hipotecarias o bonos de titulización respaldados por préstamos de familias y empresas no financieras. Además ha insistido en que para garantizar que la financiación llegue a empresas y ciudadanos, el fondo primará la adquisición de activos respaldados por nuevo crédito, es decir, los otorgados después del 7 de octubre de 2008.

Zapatero aseguró que el Gobierno no llevará la intervención estatal a mercados que estén en condiciones de atender satisfactoriamente los intereses generales. "No queremos crear una banca pública ni sustituir al mercado", señaló Zapatero, quien recordó que el Gobierno ha actuado de acuerdo con la urgencia que requería la gravedad de la situación y adaptando los nuevos remedios extraordinarios a las circunstancias específicas de la economía española.

Además, Zapatero ha subrayado que el Banco Central Europeo ha remitido al Ejecutivo un "informe favorable" de las medidas financieras tomadas en España para paliar la crisis de los mercados y ha calificado de "coherentes" con la coordinación que España ha demandado de UE los dos decretos ley que hoy debate la Cámara Baja.

El presidente ha asegurado asimismo que el Ejecutivo ha actuado "de acuerdo con la urgencia que requería la gravedad de la situación" y ha adoptado estos "remedios extraordinarios" a las circunstancias específicas. Durante su comparecencia, Zapatero ha querido subrayar la idea de que se trata de unas medidas destinadas a "restablecer la confianza".

Por su parte, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha dado su visto bueno "por responsabilidad" a los dos decretos-ley del Gobierno con medidas de apoyo a la banca, pero al mismo tiempo ha reclamado un plan de rescate para las familias y pequeñas empresas.

Durante su intervención en el debate en el Congreso de los Diputados, Rajoy ha asegurado que el efecto de las mencionadas iniciativas quedará "en nada" si no se acometen otras reformas "que se necesitan urgentemente". En su opinión, los decretos-ley no son la "solución definitiva" a la crisis económica, porque el sistema financiero seguirá teniendo dificultades si la economía real tarda en recuperarse y aumenta en exceso la morosidad.

Para el líder del principal partido de la oposición, resulta difícil explicar a la ciudadanía que es necesario "apuntalar con dinero público el sistema financiero" si al mismo tiempo no se ayuda a los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo o a las familias "asfixiadas" por la hipoteca.

Zapatero afirma que la intervención es "necesario e insustituible" mientras que Rajoy muestra su apoyo pero las califica de insuficientes

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?