Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

Sociedad

¿Cuándo hay que tomar antibióticos?

Un 42 por ciento de los españoles se automedica y los toma de forma incorrecta

En el Día Europeo para el Uso Prudente de Antibióticos ha salido a la luz el dato de que un 40 por ciento de los españoles utiliza antibióticos de manera incorrecta y el treinta por ciento abandona el tratamiento antes de tiempo, una práctica que en los últimos años ha ocasionado una mayor resistencia a estos medicamentos. Expertos en medicina en España han pedido que las campañas para concienciar sobre el uso prudente de antibióticos sean "más duraderas".

Para hacernos una idea de cuándo se deben usar los antibióticos hemos dado respuesta a algunas preguntas básicas.

¿Que son los antibióticos?

Se trata de drogas que atacan a las bacterias destruyéndolas o evitando su reproducción. Fueron descubiertas como productos de otros microorganismos (gérmenes), pero pueden ser modificados químicamente para mejorar su efectividad.

¿Cuales son las infecciones más frecuentes en las que se requieren antibióticos?

Las infecciones más comunes que requieren la ayuda de antibióticos son las de garganta, oídos, urinarias, sinusitis, infecciones sépticas por alimentos, de las vías respiratorias, etc. Sin embargo, solamente deben prescribirse cuando hay evidencias clínicas de que han sido causadas por bacterias.

¿Cuándo una persona debe tomar antibióticos?

Sólo debe recurrirse a los antibióticos cuando un médico se lo indique para una enfermedad infecciosa producida por una bacteria. Nunca deben consumirse antibióticos cuando las infecciones son producidas por virus.

¿Qué factores influyen en la resistencia a los antibióticos?

Un uso injustificado y un abuso de los antibióticos lleva a que las bacterias generen una resistencia. La fácil disponibilidad de antibióticos en algunos países donde se venden sin prescripción médica fomenta esta resistencia.

Recomendaciones del Ingesa

El Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) ha elaborado una serie de recomendaciones para evitar el mal uso o inadecuado de los antibióticos.

Por un lado, informar de que las bacterias pueden transmitirse de unas personas a otras y como consecuencia, el uso irresponsable de antibióticos puede aumentar el número y la gravedad de las infecciones, que pueden ser muy difíciles de tratar. Igualmente, los antibióticos deben tomarse cuando el médico u odontólogo lo indique. Además, se debe seguir todas sus instrucciones en cuanto a la dosis que se debe tomar y la duración del tratamiento.

Respetar horarios y duración del tratamiento

Otro de los aspectos, es que hay que respetar las horas entre las dosis que el médico u odontólogo recomiende. Por ello, es conveniente pensar en el horario más adecuado para que sea más fácil cumplir el tratamiento. Si el antibiótico recomendado sólo necesita una dosis al día, se debe tomar siempre a la misma hora.

También es fundamental cumplir el tratamiento indicado. No dejar de tomarlo, y hacerse responsable de que los niños lo tome, aunque desaparezcan los síntomas de la enfermedad -como por ejemplo tos o fiebre-. Las resistencias de las bacterias a los antibióticos aumentan cuando estos se toman a dosis incorrectas o de forma irregular.

Resfriados o gripes no requieren antibióticos

Asimismo, todas las infecciones no necesitan tratamiento antibiótico. Los resfriados, los catarros y las gripes son causados por virus; pueden producir fiebre elevada, especialmente en los niños, y no mejoran ni se evita su contagio con la administración de antibióticos.

Por último, se hace referencia a la ineficacia de los antibióticos para tratar las infecciones por estos virus. Tomarlos cuando no se necesitan hace que las bacterias se hagan resistentes a ellos, es decir, que cuando se adquiera una infección por una bacteria, el antibiótico ya no tendrá efecto sobre ella y, por tanto, no se curará la infección.