¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El invierno, tras un otoño especialmente frío y húmedo, será seco y más cálido

Así lo ha puesto de relieve el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Ángel Rivera, quien ha hecho balance del año 2008, y ha adelantado la predicción meteorológica para estas navidades y para el primer trimestre del año

¿Qué tiempo hará este jueves? / Se prevé una mejoría en todos los puntos de la Península. Los cielos permanecerán nubosos en la zona del Cantábrico, al igual que en el noroeste de Castilla y León, pero no se esperan precipitaciones. En el resto del noroeste, predominarán los intervalos nubosos, y en el interior, sur y levante, los cielos estarán despejados o poco nubosos. / VNEWS

El otoño que termina ha sido especialmente húmedo y frío (el noveno más frío desde 1965), pero el invierno que comienza este domingo será seco, sobre todo en la mitad occidental de la península, y con temperaturas por encima de lo normal.

El otoño que termina ha sido especialmente húmedo y frío (el noveno más frío desde 1965), pero el invierno que comienza este domingo será seco, sobre todo en la mitad occidental de la península, y con temperaturas por encima de lo normal.

Según el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Ángel Rivera, desde principios de año el tiempo ha sido más cálido y seco de lo normal, especialmente en los meses de verano y en las zonas del sureste peninsular.

En cuanto a las lluvias, el año hidrológico -se contabiliza hasta septiembre- ha sido seco, ya que la precipitación media acumulada ha sido de 579 litros por metro cuadrado, el once por ciento por debajo de su valor medio.

A partir de otoño, sin embargo, las temperaturas y las lluvias han experimentado un gran cambio en comparación con los meses anteriores (ha sido frío y lluvioso), un cambio que tiene su origen en el deshielo y el aumento de temperaturas en el Ártico, ha explicado Rivera.

Estos cambios en el Ártico han favorecido la aparición de dos anticiclones que, desde septiembre, han flanqueado la península permitiendo la formación de un pasillo por el que no han dejado de entrar sucesivos frentes fríos (más fríos incluso de lo normal), especialmente en septiembre y noviembre (este último mes ha sido el sexto más frío de los últimos 48 años).

Esos anticiclones han evitado la llegada de borrascas atlánticas, por lo que las abundantes lluvias que han caído en la península han sido muy irregulares y han tenido una distribución muy desigual.

Este hecho explica el déficit hídrico en zonas tradicionalmente húmedas como el cuadrante noroeste y el este peninsular y el alto régimen de precipitaciones en la mitad oriental, Ceuta y Melilla.

Un buen balance hídrico

Con estos datos, el balance hídrico de 2008 -comienza a medirse el 1 de octubre- hasta el pasado 12 de diciembre, es bueno, ya que en ese periodo se han recogido 168 litros por metro cuadrado, el quince por ciento más de lo normal en estas fechas, según Rivera.

De cara a las próximas fiestas, Rivera ha avanzado que uno de los dos anticiclones del Ártico que flanquean España se ha movido hacia el este y, por tanto, ahora "protege más a la península".

Gracias a este cambio, la AEMET prevé que hasta Navidad predomine la situación anticiclónica, con un tiempo "estable y bueno" -dijo Rivera-, aunque puede haber precipitaciones en Baleares y Canarias.

Después de Navidad, el tiempo cambiará en la mitad oriental peninsular, especialmente en la vertiente mediterránea, donde hará más frío y precipitaciones que podrían ser de nieve, aunque la AEMET irá ampliando y puliendo estas predicciones conforme pasen los días.

Cargando