Últimas noticias Hemeroteca

Qué fue de... Mostovoi, el 'Zar de Balaídos'

El centrocampista ruso se convirtió en el estandarte del Celta en sus años más gloriosos, aunque su fuerte carácter le llevó a vivir episodios polémicos

En la imagen de la izquierda, un jovencísimo Mostovoi en los inicios de su carrera. A la derecha, una imagen actual con mechas rubias.

Gran visión de juego, fuerte disparo a puerta, magnífico regate y consumado especialista en los lanzamientos de falta. Es Mostovoi. En el 'Eurocelta' dejó los mejores detalles de su fútbol, además de un espíritu ganador y un carácter polémico. Los campus de fútbol de niños ocupan ahora su tiempo.

Alexander Vladimirovich Mostovoi nació el 22 de agosto 1968 en San Petesburgo (Rusia). El ruso comenzó su carrera deportiva en las secciones inferiores del CSKA de Moscú. Con 16 años se marchó al Spartak. Y cuatro años después emigró al fútbol luso para jugar en las filas del Benfica. Tan sólo permaneció una campaña en el equipo lisboeta. Gracias a su matrimonio con una lusa obtuvo la nacionalidad portuguesa. En su palmarés hay dos ligas rusas, y una liga y una copa lusas. En 1993 llegó a la liga francesa. Primero al Caen y un año después al Estrasburgo. En ambos equipos dirigido por el técnico Daniel Jeandupeux, que apostó decididamente por él y le permitió convertirse en uno de los jugadores más destacados del campeonato galo.

En 1996 Mostovoi llegó a la Liga española. El Celta pagó por 325 millones de pesetas por él. No tuvo una fácil adaptación al conjunto gallego y es que el carácter del ruso le jugó más de una mala pasada. En un partido de Liga de Campeones ante el Brujas, incluso realizó gestos de burla y desprecio hacia la grada de Balaídos. Él mismo se defendió de la fama de polémico afirmando "de cada diez tarjetas que me sacan, nueve son injustas". Él se hizo grande con el Celta e hizo grande al Celta. En el conjunto vigués ganó la Copa Intertoto de 2000 y llegó a la final de la Copa del Rey en 2001. Una gran actuación de Mostovoi no bastó y el Zaragoza le ganó la partida. Junto a Salgado, Mazinho, Gustavo López, Makelele, Cáceres, Karpin... firmó una de las épocas más gloriosas del equipo gallego.

Internacional con la Unión Soviética y con Rusia

Mostovoi fue internacional en 65 ocasiones. Jugó 15 partidos con la Unión Soviética y 50 con la Selección de fútbol de Rusia. Una lesión le impidió acudir a la Eurocopa de Suecia 92. Pero sí estuvo presente en el Mundial de Estados Unidos 94, en la Eurocopa de Inglaterra 96 y la de Portugal 04. Su despedida polémica fue ejemplo de lo que fue su carrera. En la Eurocopa de 2004 Mostovoi, que ya había anunciado su adiós al combinado nacional de su país tras el campeonato, criticó los métodos del seleccionador, Gueorgui Yartsev, tras la derrota de su equipo ante España por 1-0. Yartsev no dudó en expulsarle de la concentración. Fue el final de Mostovoi en la selección rusa.

Un partido con el Alavés

El ruso, con 36 años, sin equipo y tras siete meses sin jugar, decidió firmar en marzo del 2005 por el Alavés del Dimitry Piterman. Jugó tan sólo un partido. Su primer y último encuentro con el equipo vasco fue ante el Cádiz. Entró en el minuto 78 y marcó el único gol de su equipo (1-3). Después de unos 30 días, el ruso alegó problemas de espalda y anunció su retirada como futbolista.

Actualmente, Mostovoi vive entre España (Marbella y Vigo) y Rusia (Moscú) y dedica su tiempo a los más jóvenes. El ruso participa en campus de fútbol para niños.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?