Qué fue de... Kodro

Militó en las filas de la Real Sociedad, el Barça, el Tenerife y el Alavés. Ha dirigido a la selección bosnia y ha sido segundo entrenador del equipo donostiarra

A la izquierda Kodro en su época como jugador de la Real Sociedad; a la derecha, una imagen reciente del bosnio

Este delantero centro, alto y espigado, destacaba por su rapidez y su fuerza física, además de por su excelente remate de cabeza y su disparo potente que Anoeta bautizó como 'kodrazo'

Más información

Como muchos otros Kodro (Mostar, Bosnia, 12 de enero de 1967) debutó como futbolista profesional en el equipo de su ciudad, el Velez Mostar. Y al igual que Suker, el estallido de la Guerra de los Balcanes a mediados de 1991, le obligó a buscar refugio fuera. El país elegido, España. El club, la Real Sociedad. Durante sus cuatro años con los donostiarras exhibió su mejor fútbol y firmó sus mejores goles. 25 dianas en 35 partidos en la temporada 94/95 le situaron como segundo máximo goleador de la Liga, sólo por detrás del madridista Iván Zamorano, con 28 goles.

Kodro fue un ídolo en Anoeta durante sus cuatro años como realista. El bosnio marcó muchos goles, pero los que nunca olvidarán los aficionados donostiarras son los tres que el ex delantero endosó al Athletic en 1995. Los guipuzcoanos se llevaron el derbi vasco con un contundente 5-0. La Real humilló a su rival, no sólo con goles, sino también con una lección de juego. Anoeta llegó al éxtasis.

Cruyff le lleva al Barça

Su buena marca goleadora no pasó desapercibida para Johan Cruyff que pidió a Núñez el fichaje del bosnio. El Barça pagó a la Real por él 700 millones de las antiguas pesetas. Los donostiarras lo habían comprado por 150.

Kodro se marchó de Can Barça sólo un año después coincidiendo con la marcha de su valedor en el club azulgrana, Cruyff. No fue un buen año para los azulgranas que no consiguieron ningún título, ni para el delantero bosnio, que sólo consiguió nueve goles en Liga. Y es que su mente no estaba tanto en la portería contraria, como en su Mostar natal, que estaba siendo gravemente azotada por las bombas de la Guerra de los Balcanes.

Gran fichaje del Tenerife

En verano de 2006 se convirtió en el gran refuerzo del Tenerife, aunque nunca llegó a triunfar. Jugó con los banquiazules durante tres campañas y se marchó cedido al Alavés la temporada 1999/2000. El problema surgió cuando Kodro, que había firmado con los insulares por cuatro temporadas más una volvió a Tenerife con la intención de jugar esa última campaña. Su alta ficha, cerca de los 100 millones de pesetas, era un lastre demasiado grande para un Tenerife absorto en una grave crisis económica. Así las cosas, jugador y club llegaron a un acuerdo para rescindir el contrato y Kodro se marchó al Maccabi israelí, donde tras una temporada decidió colgar las botas.

Nueve temporadas, 263 partidos y 105 goles son los números de Kodro en la Liga Española. Como internacional jugó dos partidos con Yugoslavia y trece con Bosnia,

Segundo entrenador de la Real Sociedad

Kodro siempre tuvo claro que su mundo era el fútbol, por eso tras su retirada en 2001 como futbolista profesional decidió convertirse en entrenador. El Antiguoko, un club juvenil de San Sebastián, donde militaba su hijo Kenan, fue la única experiencia del bosnio antes de embarcarse como segundo de Bakero en el banquillo de la Real Sociedad en marzo de 2006. Consiguieron mantener al equipo donostiarra en Primera, pero el mal comienzo liguero de la escuadra vasca en la temporada 2006/2007 puso fin a la 'era Bakero' como entrenador de los 'txuri-urdin'. Con él se marchó Kodro.

Seleccionador de Bosnia

Y entonces le llegó la oportunidad de dirigir a Bosnia. Kodro, con 40 años, sustituyó a Fuad Muzurovic como seleccionador nacional de Bosnia-Herzegovina (NFSBIH) en enero de 2008 después de que el combinado nacional no lograra el billete para la Eurocopa de Austria y Suiza.

También eran candidatos a ocupar el banquillo bosnio el ex seleccionador croata Zlatko Kranjcar o el alemán Lothar Matthaeus. Meho se impuso gracias al "apoyo unánime de todos los directivos de la NSFBIH presentes", declaró entonces Sulejman Colakovic, vicepresidente del citado organismo.

Kodro era el elegido para liderar a la selección de Bosnia-Herzegovina en la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010, en la que está encuadrada con España, Turquía, Bélgica, Armenia y Estonia. "Es un gran honor estar al frente de mi país. Espero una tarea difícil, pero creo que todos juntos podemos alcanzar el éxito en nuestro grupo. Éste es definitivamente uno de los momentos más importantes de mi carrera futbolística" declaró entonces el bosnio. La alegría se acabó pronto. Cinco meses después de estas primeras declaraciones como 'jefe' de los bosnios, fue cesado.

Desencuentro con la federación bosnia

Antes de aceptar el cargo de seleccionador el ex delantero sólo impuso dos condiciones, una era vivir en España, y la otra era contar con autonomía en su trabajo, sin la interferencia de nadie. La federación bosnia aceptó pero no cumplió. Fijó un amistoso ante Irán sin el consentimiento de Kodro, que se negó. Este desacuerdo entre Kodro y la cúspide del fútbol bosnio no fue el único, pero sí el último.

Días después de su destitución unos cuarenta jugadores, técnicos y otras estrellas del fútbol bosnio organizaron un partido en Sarajevo como forma de protesta. No fue el único apoyo que recibió Kodro. Compañeros y aficionados se volcaron con él. Una decena de futbolistas de la selección anunciaron que no jugarán el partido amistoso que enfrentaría a Bosnia con Azerbaiyán y mostraron así la decisión tomada por su federación. Además unos 2.000 aficionados bosnios se manifestaron en Sarajevo frente a la sede de la Federación de Fútbol bosnia lanzando bengalas, petardos y piedras contra el edificio. Una persona resultó herida y cinco fueron detenidas.

¿Kenan por Meho?

Los aficionados donostiarras vibraron en la década de los 90 con los goles de Meho Kodro y esperan hacerlo en pocos años con los de Kenan Kodro. El pasado verano el hijo del ex delantero se incorporó a las categorías inferiores de la Real Sociedad. Al igual que su padre, ocupa la posición de delantero centro. Los que le han visto jugar dicen que es una de las perlas de la cantera guipuzcoana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?