Qué fue de... Kluivert

El Camp Nou fue testigo de sus goles a lo largo de seis temporadas

A la izquierda, Kluivert vistiendo la camiseta del Ajax. A la derecha, Kluivert durante un partido con el Barcelona

Idolatrado y discutido al mismo tiempo, este espigado delantero centro holandés (1,88m) se caracterizó por aunar una excelente calidad técnica y un carácter fiestero fuera de los terrenos de juego.

Patrick Kluivert (Amsterdam, 1 de julio de 1976) se inició como jugador de fútbol en las calles de la capital holandesa, donde era habitual verle jugar en la plaza Roja. Sus cualidades técnicas no pasaron desapercibidas entre los ojeadores del Ajax, y por orden de Bruins Slot ingresa en el club de la capital holandesa a la temprana edad de 8 años.

Su ascenso en las categorías inferiores del Ajax es meteórico. Tanto es así que debuta con el primer equipo con 17 años el 21 de agosto de 1994, convirtiéndose al poco tiempo en un fijo en las alineaciones del equipo 'ajaccied'.

Hace campeón al Ajax

Sus primeros éxitos como futbolista profesional llegarían en la temporada siguiente. De la mano de Louis Van Gaal, ese año el Ajax se alzó con los cinco títulos a los que optaba el club holandés, incluida la Copa de Europa, tras una final en la que Kluivert se convirtió en el héroe de su equipo tras anotar el gol de la victoria ante el Milan. Con este tanto, Kluivert se convirtió en el goleador más joven en la final de la Copa de Europa (con 18 años y 323 días), un hito que nadie ha podido superar a día de hoy.

Con el éxito y la fama llegaron los primeros problemas extradeportivos para el delantero holandés. Sufre un accidente de coche en el que muere un peatón y es procesado por la justicia de su país. Aún así, debido a su excelente calidad técnica, muy inusual para un delantero de su altura, y su olfato goleador, no tardó en llamar la atención de los grandes clubes europeos y en 1997 ficha por el Milán de Capello.

Sus problemas de adaptación al fútbol italiano y su falta de entendimiento con el 'sargento' Capello provocaron que el delantero holandés fuera un habitual en los banquillos del equipo milanista. El panorama se tornaba oscuro para el delantero holandés, pero un viejo conocido suyo pensó en él para reforzar la delantera del Barcelona.

Pieza clave en el Barça de los holandeses

Y es que Louis Van Gaal recomendó su fichaje por el club catalán, un traspaso que se concretó en el verano de 1998 por un total de 2100 millones de pesetas. Rápidamente se hizo con la titularidad del equipo blaugrana, desbancando de la posición de delantero centro a un Sonny Anderson que no había respondido a la expectativas que se habían levantado sobre él.

Su primera temporada en el club de la Ciudad Condal fue la mejor de las seis en las que jugó con la camiseta del Barcelona. Rodeado de otros grandes jugadores con Figo, Rivaldo, Luis Enrique, Xavi o Frank de Boer, ese año el Barcelona se proclamó campeón de Liga con unos buenos números del delantero holandés: 15 goles en 35 partidos.

Tras esta temporada llegó la mayor decepción en toda su carrera para Kluivert: la eliminación de Holanda por Brasil en las semifinales del Mundial de Francia 98 en la tanda de penaltis. A pesar de esta decepción, su trayectoria con la selección 'oranje' fue intachable, ya que es actualmente el máximo goleador en la historia del combinado nacional, con 40 goles en 79 partidos.

Discutido por sus problemas con el gol

A pesar de estos imponentes números en la selección holandesa, no estamos hablando precisamente de un 'killer' del área. Es cierto que en sus cinco primeras temporadas en el Barcelona promedió más de 20 goles por temporada, pero no menos cierto es que la afición del Barcelona le criticase por sus problemas para materializar las innumerables ocasiones de gol de las que disponía por partido. De no ser por este defecto, estaríamos hablando probablemente de uno de los delanteros más completos que haya jugado en la Liga Española en los últimos 20 años.

Sus problemas para ver puerta y sus cada vez más famosas salidas nocturnas pusieron en el ojo del huracán al delantero tulipán. Y con la llegada de Joan Laporta a la presidencia del Barcelona se empezó a vislumbrar el fin de la etapa de Kluivert como jugador barcelonista. Aunque Frank Rijkaard le dio en un principio un voto de confianza, una pésima temporada del delantero holandés (con sólo 12 goles entre todas las competiciones) provocó que finalmente el delantero holandés fuera traspasado al Newcastle tras la finalización de la temporada 2002 - 03.

Declive imparable

A partir de entonces la carrera de Kluivert comenzó a ir claramente cuesta abajo. En el club inglés no contó en ningún momento con la confianza de su entrenador. Al año siguiente pasó inadvertido por el Valencia debido a las lesiones y al excelente rendimiento que empezaba a mostrar Villa. En el verano de 2006 fichó por el PSV Eindhoven, donde sus diferencias con Ronald Koeman le apartaron de la titularidad. Su último año como profesional lo jugó en el Lille francés, donde tampoco contó la confianza de su técnico Claude Puel (actual entrenador del Olympique Lyon).

Futuro entrenador

Actualmente Patrick Kluivert es entrenador de delanteros del AZ Alkmaar, club que entrena Louis Van Gaal, y comparte cuerpo técnico con ex compañeros suyos como Reiziger y Philip Cocu. Además, parece ser que el buen delantero holandés ha sentado definitivamente la cabeza. Casado con la modelo Rosanna da Lima, con la que tiene un hijo, el otrora juerguista holandés dedica su vida exclusivamente a su familia y a su incipiente carrera de entrenador.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?