Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Ciencia y tecnología

Científicos españoles contribuyen en los últimos hallazgos en búsqueda de la 'partícula de Dios'

Científicos del IFCA han contribuido a los dos últimos descubrimientos del acelerador Tevatrón de Chicago, con los que los investigadores se acercan a la llamada "partícula de Dios", que permitiría explicar las fuerzas fundamentales de la materia y que contribuyen al estudio del comportamiento del universo

En los experimentos participan miembros de la Universidad de Oviedo, del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), del Ciemat y del IFAE de Barcelona, informa la Fundación para el Fomento en Asturias de la Investigación Científica Aplicada y la Tecnología (FICYT), que destaca que, de esta forma, el denominado "bosón de Higgs" cada vez tiene menos espacio para esconderse, en caso de que exista.

Científicos del Fermi National Acelerator Laboratory (Fermilab) del Departamento de Energía de Estados Unidos han anunciado que han excluido una significante fracción del rango de masas en el que podría hallarse el "bosón de Higgs o partícula de Dios".

Es la única partícula del modelo estándar de la Física que aún no ha podido observarse y que permitiría explicar por qué las partículas tienen masa y comprender las fuerzas fundamentales de la materia.

El Fermilab ha anunciado concretamente el hallazgo del denominado quark top "soltero" o "single top", un quark sin su pareja de antimateria.

"Esta observación nos da confianza en que será posible detectar también el bosón de Higgs", afirma Javier Cuevas, coordinador del grupo de Física Experimental de Altas Energías de la Universidad de Oviedo, que ha participado en ambos experimentos.

"En caso de que el bosón de Higgs exista, los resultados que registraría el detector serían prácticamente los mismos que acabamos de observar con el descubrimiento del ''single top'', aunque es posible diferenciar ambas partículas", explica Javier Cuevas.

La asturiana Bárbara Álvarez, que actualmente está en el Tevatrón de Chicago, presentará su tesis doctoral en este análisis, supervisada por el profesor Javier Cuevas.

Además, otro joven investigador, Bruno Casal, estudiante del IFCA, leerá su tesis, que desarrolla este tema, a finales de año.

Entre los apoyos a la participación española en el Tevatrón y el colisionador LHC de Ginebra (Suiza) se encuentran el Plan Nacional de I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación y el Programa Marco de la Unión Europea, entre otros regionales, como el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación del Principado de Asturias.

"El acelerador Tevatrón del Fermilab sigue abriendo caminos de investigación básica, que el LHC analizará en profundidad en los próximos años", valora el equipo de la Universidad de Oviedo.

El LHC, el gran colisionador de hadrones que el CERN ha puesto en marcha volverá a funcionar este otoño, después de que el pasado 19 de septiembre una conexión eléctrica defectuosa entre segmentos del cable superconductor lo detuviera y con él a la máquina más grande y evolucionada del mundo.

Como explica Javier Cuevas, los comienzos del Tevatrón también fueron duros.

"En esta sana competencia por la búsqueda del bosón de Higgs, el LHC y el Tevatrón se complementan y contribuyen al estudio íntimo del comportamiento del universo", afirma Javier Cuevas.