Qué fue de... Mendieta

El centrocampista vasco, que jugó en el Valencia, donde se convirtió en un símbolo, además de en el Lazio, Barcelona y Middlesbrough, vive ahora en Inglaterra alejado del fútbol

El centrocampista vasco, que jugó en el Valencia, donde se convirtió en un símbolo, además de en el Lazio, Barcelona y Middlesbrough, vive ahora en Inglaterra alejado del fútbol

Jugó primero como lateral derecho para convertirse luego en interior. Dotado de una gran técnica individual, era un especialista en lanzamientos de faltas y tiraba los penaltis con una técnica arriesgada que consistía en esperar al movimiento del portero. Contaba además una gran facilidad goleadora

Vasco de nacimiento (Bilbao, 27-03-1974) y castellonense de adopción, Gaizka Mendieta llegó al Valencia en 1991 procedente del Castellón, donde había destacado como organizador. Sin embargo, sus primeros años como valencianista jugó como lateral derecho a las órdenes de Guus Hiddink. Se asentó como interior derecho con Héctor Núñez y su consolidación la vivió de la mano de Héctor Cúper. Se convirtió en el capitán del equipo, ídolo de los aficionados y símbolo del club. "Me sentí importante dentro del equipo" afirmaba el bilbaino en el programa Fiebre Maldini de Canal +. "Emociona ser capitán, sobre todo cuando has venido del filial y poco a poco te has ido ganando un sitio".

En 1999 el Valencia ganó la Copa del Rey. Su rival en la final, el Atlético de Madrid. El escenario, el Estadio Olímpico de La Cartuja, en Sevilla. Los 'ché' se impusieron con rotundidad a los rojiblancos (3-0) con Mendieta como gran protagonista de la noche. El vasco dio la asistencia del primer tanto y marcó el segundo. Gol que lo envió al olimpo. Gaizka recibió el balón en la frontal del área, de espaldas a la portería, hizo un sombrero a Aguilera y Bejbl y sin dejar botar el balón, la mandó al fondo de la portería de Molina. "Es probablemente el mejor gol de mi carrera" ha admitido Mendieta años después.

Una Copa del Rey y dos finales de 'Champions'

Comenzó así una época dorada para el valencianismo. Después del título copero, vino el de la Supercopa de España y las dos finales de Champions consecutivas. La primera la disputó en 2000 ante el Real Madrid. Contundente victoria de los blancos (3-0), mucho más experimentados en grandes finales, ganaron su óctava Copa de Europa.

Un año después los de Cúper repiten en la final, esta vez ante el Bayern de Múnich, pero la malvada suerte de los penaltis les deja sin premio. A pesar de la derrota Mendieta fue elegido el mejor centrocampista de esa edición de la 'Champions'. El bilbaino afirmó en el programa Fiebre Maldini: "esa final pesó a los aficionados, a los jugadores y al club. Fue una decepción". Una decepción y el fin de una etapa.

Interés del Real Madrid y fichaje por el Lazio

El Real Madrid se interesó por el vasco. Florentino Pérez ofreció 24 millones de euros más tres jugadores -Tote, Savio y Michel Salgado-. El jugador mostró su preferencia: jugar en el Real Madrid. Un deseo que la directiva valencianista se negó a satisfacer, bloqueando cualquier negociación con el club blanco. Y Mendieta se marchó de manera tormentosa del Valencia para recalar en el Lazio. Aquel verano de 2001 el club romano pagó por él unos 48 millones de euros. Mendieta se convirtió así en el traspaso español más caro de la historia. Sin embargo, nunca se adaptó y le faltó continuidad. "Era una buena oferta para el club y una buena oferta para mí y me apetecía la opción de irme a Italia, pero no tuve esa oportunidad de poder adaptarme al fútbol italiano" afirmó el vasco sobre su paso por el Calcio.

En 2002 Mendieta buscó una salida a su atormentada experiencia en fútbol italiano y después de un frustrado intento de recalar en San Mamés aceptó jugar como cedido en el Barça. El vasco tuvo un paso fugaz y discreto por el club azulgrana. Un año después de su llegada como pieza clave se convirtió en jugador prescindible y el Barça no hizo efectiva la opción de compra que tenía sobre el centrocampista.

Aventura inglesa en el Middlesbrough

Mendieta recibió entonces una oferta del Middlesbrough inglés que no rechazó. "lLa idea de ir a un equipo pequeño que tenía ganas de crecer me pareció una idea interesante" manifestó el ex valencianista. Su experiencia inglesa estuvo llena de altibajos. En su primer año en las Islas se alzó con la Carling Cup, pero varias lesiones le mantuvieron inactivo durante una larga temporada. Cuando se recuperó ya no contaba para el 'Boro'. Se especuló sobre su posible marcha al Athletic, a la Real Sociedad e incluso a Estados Unidos, pero finalmente cumplió su contrato con el club inglés hasta junio de 2008, cuando se retiró discretamente.

El medio vistió en 40 partidos la camiseta de España. Con la 'Roja' participó en la Eurocopa 2000 de Holanda y Bélgica y el Mundial de Corea y Japón en 2002 del que Mendieta guarda un "recuerdo imborrable por el sabor amargo de la eliminación por penaltis".

Vive en Inglaterra

Este fanático de la música vive ahora en Inglaterra. "Me gusta la cultura inglesa y la vida en Inglaterra y por motivos personales he decidido quedarme", aunque reconoce que viaja con asiduidad a España. El pasado mayo recibió junto a Cañizares una insignia del Valencia "por su histórica contribución a hacer un Valencia CF más grande".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?