ETA mata a un inspector de policía con una bomba lapa en Arrigorriaga

La bomba lapa estaba colocada junto al depósito de gasolina. Los terroristas utilizaron entre 1,5 y 2 kilogramos de explosivos. El fallecido es Eduardo Puelles García, inspector de la Policía Nacional y destinado en la Brigada de Información

El Parlamento vasco condena el atentado de Vizcaya / La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, ha leido un comunicado de la Junta de Portavoces en el que condenan el atentado que se ha producido esta mañana a las 9 en Vizcaya en el que ha fallecido un policía nacional encargado de la lucha antiterrorista. / VNEWS

La última víctima de ETA es el inspector de la Policía Nacional, Eduardo Antonio Puelles García, destinado a la Brigada de Información, y residía en Arrigorriaga, el lugar en el que estalló el coche. Los terroristas han colocado una bomba junto al depósito de gasolina en el vehículo del policía, que ha estallado a las 09.05. Es el primer atentado que se produce después de que Patxi López tomara posesión de su cargo.

La última víctima de ETA es el inspector de la Policía Nacional, Eduardo Antonio Pueyes García, destinado a la Brigada de Información, y residía en Arrigorriaga, el lugar en el que estalló el coche. Los terroristas habrían colocado una bomba en el vehículo, que estalló a las nueve y cinco de la mañana. Es el primer atentado que se produce después de que Patxi López tomara posesión de su cargo. / REUTERS

Más información

Una bomba lapa, de entre quilo y medio y dos kilos de explosivo aún por determinar, ha sido el medio empleado esta vez por la banda terrorista ETA para acabar con un inspector de la Policía Nacional encargado de la lucha contra ETA. El fallecido es Eduardo Puelles García y tenía 49 años. Ingresó en 1982 en el Cuerpo Nacional de Policía. Ascendió a inspector jefe en el 2002.

La bomba fue colocada junto al depósito de gasolina y de ahí la virulencia del incendio que ha terminado afectando a otros cinco vehículos que se encontraban aparcados en las inmediaciones. Se trata de un artefacto que se activa con el movimiento por lo que, en el momento en que Puelles fue a arrancar el vehículo, la bomba ha explotado.

Los autores de este atentado, según fuentes de la investigación, serían un comando de legales. Es decir de terroristas no fichados por las fuerzas de seguridad.

"Chillaba dentro del coche"

La víctima se encontraba dentro del vehículo que ha estallado esta mañana en la calle Santa Isabel de Arrigorriaga, en los límites con el barrio bilbaíno de La Peña.

Cuando el coche se encontraba ardiendo y no se conocía la identidad de la persona que se encontraba en el vehículo, totalmente calcinado, estacionado en parking exterior del barrio de Santa Isabel, apareció la mujer de éste que alertó de que se podría tratar de su marido. Testigos del atentado han explicado que la explosión provocó que el vehículo quedara "completamente en llamas", por lo que no se pudo "hacer absolutamente nada" para intentar salvar su vida, pese a que el policía gritaba pidiendo auxilio desde el interior de vehículo.

Los funerales por el inspector Puelles tendrán lugar este sábado a la una de la tarde en la iglesia San José de Bilbao. Está previsto que asistan a la ceremonia los Príncipes de Asturias.

Otro de los testigos ha señalado que el coche "estaba arrancado" y, cuando iba a "salir", estalló "de repente". "Lo único que hemos sentido es chillidos y chillidos, el coche estaba completamente en llamas, no se podía hacer absolutamente nada", se ha lamentado.

Zapatero cancela el encuentro bilateral con el primer ministro sueco por el atentado

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha cancelado el encuentro bilateral que tenía previsto con el primer ministro sueco, Frederik Reinfeldt, tras ser informado del atentado registrado esta mañana en Arrigorriaga (Vizcaya), informaron fuentes gubernamentales.

El presidente, que se encuentra en Bruselas para asistir a la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que concluye este viernes, ha estado informado "permanentemente" y "desde el primer momento" por el ministerio del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Primer atentado mortal de ETA en lo que va de año

El inspector de Policía Nacional, Eduardo Antonio Puelles García, destinado ha sido la primera víctima de ETA en lo que va de año. En total son siete las personas asesinadas por la banda terrorista ETA desde la ruptura del alto el fuego en 2006, tres de ellas por el estallido de coches-bomba mientras que otras cuatro fueron abatidas a tiros.

El empresario Ignacio Uria Mendizabal, de 71 años de edad, fue la anterior víctima que dejó la banda terrorista ETA. Uria, dueño de una de las constructoras de la ''Y'' vasca fue tiroteado el pasado 3 de diciembre en Azpeitia a las 13.05 horas de la tarde cuando se dirigía al restaurante Kiruri, al que solía acudir diariamente.

La viuda de la víctima es ingresada en un hospital tras oír la explosión

Ha sufrido una crisis nerviosa. Cuando el coche se encontraba ardiendo y no se conocía la identidad de la persona que se encontraba en el vehículo, totalmente calcinado, estacionado en parking exterior del barrio de Santa Isabel, apareció la mujer de éste que alertó de que se podría tratar de su marido.

Eduardo Antonio Puelles, de 49 años de edad, ya que nació el 20 de enero de 1960 en Baracaldo, ingresó en 1982 en el Cuerpo Nacional de Policía. Ascendió a inspector jefe en el 2002

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?