GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS

Micheletti toma juramento a su nuevo gabinete ante el rechazo de la comunidad internacional

La ONU, OEA y UE condenan el golpe en Honduras, mientras que Zapatero, ha calificado el golpe de estado de "grave y preocupante" y ha ofrecido el Ejército

Primera noche de toque de queda en Honduras / Primera noche de toque de queda en Honduras tras el golpe de Estado y la detención, a primera hora del domingo, del jefe del Estado, Manuel Zelaya, en el Palacio Presidencial / VNEWS

Varias organizaciones internacionales como la Unión Europea(UE), la Organización de Estados Americanos (OEA) y Naciones Unidas (ONU), al igual que los líderes políticos de España, Estados Unidos, Nicaragua, Venezuela, Ecuador y Bolivia han condenado el golpe de Estado en Honduras y han dado su respaldo total a Manuel Zelaya

Roberto Micheletti, el nuevo presidente de Honduras después del golpe de estado del domingo, ha tomado juramento a cinco nuevos ministros de su gabinete. Mientras tanto, la comunidad internacional pide que se reestablezca al presidente constitucional Manuel Zelaya quien fue expulsado del país por los militares y que ahora se refugia en Nicaragua.

Honduras se encuentra bajo el toque de queda impuesto por Micheletti, quien asegura que no ha perpetrado un golpe de Estado. Sostiene que el referéndum que quería llevar a cabo Zelaya es ilegal, promete mantener la convocatoria de elecciones presidenciales para otoño y justifica la imposición de un toque de queda durante la noche. "Pedí que hiciésemos una pausa en el camino con un toque de queda para que todo el pueblo hondureño pueda seguir con su trabajo", ha declarado Micheletti.

Los seguidores de Zelaya han salido a las calles pero han sido dispersados por los militares que no han dudado en disperar gases lacrimógenos a los que estaban cerca del palacio presidencial gritando el regreso del presidente derrocado. Hay informaciones de que el Ejército ha hecho disparos de aviso al aire pero sin noticias de incidentes graves.

Por su parte, Zelaya se encuentra en una cumbre de líderes regionales de centroamérica, a la que se han sumado Venezuela, Bolivia y Ecuador. Los mandatarios y organismos internacionales le han dado su apoyo para que se reestablezca la democracia en Honduras. El depuesto presidente ha decidido denunciar el golpe este martes ante Naciones Unidas

La OEA dialogará con Honduras sólo si Zelaya es restituido

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha aclarado que ese organismo está dispuesto a un diálogo con Honduras únicamente si es restituido Manuel Zelaya como presidente y reiteró que en el continente "los militares golpistas no tienen cabida".

"No reconoceremos a la misma fuerza que impulsó el rompimiento constitucional", ha dicho Insulza al insistir en que la OEA está abierta a un acercamiento con Honduras "sólo si éste contempla la reposición en su legítimo cargo al presidente Zelaya".

En una conferencia de prensa conjunta con el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, el secretario general de la OEA ha reafirmado la postura asumida contra las acciones militares emprendidas en Honduras que derivaron en el derrocamiento de Zelaya ayer y aseguró que el organismo "no aceptará una vuelta al pasado en el continente".

Zapatero ofrece su apoyo a la OEA

José Luis Rodríguez Zapatero, ha manifestado su apoyo a la Organización de Estados Americanos (OEA) para restablecer las instituciones democráticas en Honduras.

Según ha explicado, el Ejecutivo está realizando gestiones diplomáticas con los países latinoamericanos y organizaciones internacionales porque la destitución del presidente, Manuel Zelaya, han sido "graves y preocupantes" y ha ofrecido el Ejército en caso de ser necesario para reponer la democracia en el país centroamericano.

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha telefoneado a la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, para gestar una respuesta "unánime y concertada" para reclamar la "vuelta al orden" en Honduras.

La UE apuesta por el diálogo

La Comisión Europea (CE) ha pedido entablar "rápidamente" un diálogo con el fin de "resolver sus diferencias de manera pacífica, con total respeto al marco legal del país".

"Lamento los recientes acontecimientos que han tenido lugar en Honduras", ha declarado la comisaria responsable de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, en un comunicado. "La Comisión Europea concede la mayor importancia al respeto al Estado de derecho, a la democracia y a las instituciones democráticamente elegidas", ha subrayado la comisaria.

La ONU exige el respeto a la democracia

En un comunicado, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha manifestado su "profunda preocupación por los últimos acontecimientos ocurridos en Honduras" y además condena el arresto del presidente, Manuel Zelaya.

"Ban Ki Moon exige el restablecimiento de los representantes del país elegidos democráticamente y el respeto total a los Derechos Humanos, incluidos la seguridad del presidente Zelaya, los miembros de su familia y de su gobierno", dice el comunicado.

El origen de la disputa

El presidente Zelaya pidió ayuda al general Vásquez para organizar la consulta popular que le permitiría reformar la Constitución y perpetuarse en el poder. Pero lo que no sabía el jefe del Ejecutivo es que la respuesta sería un 'no'. ¿Sus motivos? La ley aprobada recientemente por el Parlamento de Honduras que prohibe celebrar consultas de este tipo 180 días antes o después de unas elecciones generales. Estaba previsto que los comicios presidenciales se celebren en el país el próximo mes de noviembre.

Como no consiguió su respaldo, Zelaya anunció la destitución del jefe del Estado Mayor del Ejército, pero la respuesta volvió a ser la misma: 'no'. De ahí que la tensión vaya en aumento entre los partidarios entre los seguidores del presidente, patidarios de que continúe en el poder y los que no.

EL LEVANTAMIENTO PASO A PASO

Martes, 23 de junio: El Parlamento aprueba una ley que rechaza la celebración del referéndum. El Tribunal Supremo Electoral y el Ejército lo respaldan.

Miércoles, 24 de junio: Zelaya destituye al jefe de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez por no colaborar en la organización de la consulta popular.

Jueves, 25 de junio: Los militares toman Tegucigalpa, pero el presidente se resguarda en el Palacio Presidencial.

Viernes, 26 de junio: Vásquez reúne al Ejército, casi invisible en las calles de la capital.

Domingo, 28 de junio: Los militares detienen al presidente en su residencia y lo deportan a Costa Rica. La consulta popular no llega a celebrarse. El Congreso nombra jefe del Ejecutivo al presidente de la Cámara, Roberto Micheletti.

***Fuente: EL PAÍS

"O los partidarios de Zelaya no eran tantos o están muy asustados"

Zelaya: "Llamo al pueblo a una resistencia pacífica"

Zelaya: "He sido víctima de un secuestro"

Evo Morales: "Condenamos el secuestro del presidente Zelaya"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?