FÚTBOL

Qué fue de... Mikel Lasa

El defensa guipuzcoano, que jugó en la Real Sociedad, Real Madrid, Athletic, Real Murcia y Ciudad de Murcia, comenta ahora partidos de fútbol en la televisión vasca

El defensa guipuzcoano, que jugó en la Real Sociedad, Real Madrid, Athletic, Real Murcia y Ciudad de Murcia, comenta ahora partidos de fútbol en la televisión vasca

Mikel Lasa era un jugador de carril, zurdo, que contaba con una envidiable condición ofensiva. Un jugador de largo alcance. Hábil y descarado en el terreno de juego, destacaba por su velocidad. Sus condiciones técnicas le permitían además romper la banda izquierda en la lucha individual con la defensa

Formado en Zubieta, la cantera de la Real, Mikel Lasa (1971, Legorreta, Guipúzcoa) jugó con el Sanse, el equipo filial de la Real Sociedad, en 1988. Y con 17 años, en 5 de marzo de 1989, Toshack le hizo debutar con el primero equipo donostiarra, reconvirtiendo su antigua posición de extremo izquierdo en la de falso lateral de la misma banda. Defendió la camiseta donostiarra durante tres temporadas. En la Real Sociedad llegó a jugar eliminatorias de UEFA y cimentó su fichaje por el Real Madrid, en 1991.

El Madrid lo quería para suplir al histórico Gordillo. El interés de los blancos por Lasa se remontaba a dos años atrás, y se acrecentó tras la llegada al banquillo madridista de Toshack. La Real, con importantes problemas financieros, estaba muy interesada en realizar la operación y sacar el mayor rendimiento posible de la misma. Ramón Mendoza pagó entonces por él 280 millones de pesetas (casi 1,7 millones de euros). El guipuzcoano había jugado 77 partidos y había marcado dos goles con el equipo txuri-urdin.

Lasa fue presentado en el Real Madrid como una estrella, como "el sustituto de Gordillo, el futuro dueño de la banda izquierda", pero los problemas empezaron pronto. Su valedor en el equipo blanco, Toshack, había sido destituido y el banquillo blanco lo había ocupado Antic. El yugoslavo no ocultó que Lasa no era de su gusto y que era un fichaje que no pidió. Al principio de esa temporada 1991/1992 el técnico no contaba con él ni para dar rango al banquillo. "No me siento discriminado ni marginado, pero reconozco que nunca había padecido una situación así", confesó entonces el futbolista. A Antic lo sustituyó en el banco Leo Beenhakker y la suerte de Lasa cambió, tanto que fue incluido en la selección sub'21 que ese verano de 1992 entró en la historia al conseguir la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Jugó con la Selección absoluta en dos ocasiones y ante el mismo rival, Lituania, en 1993.

Dueño de la banda izquierda del Real Madrid

Beenhakker, que fue un remiendo, fue sustituido por Benito Floro en junio de 1992 y Lasa se convirtió en un fijo en el once y en el dueño de la banda izquierda. En 1993 Jorge Valdano, actual director general del Real Madrid, se sentó en el banquillo madridista después del paso fugaz de Vicente del Bosque al final de la campaña anterior. Lasa no lo tuvo fácil con el argentino. Apenas jugó en el primer tercio de la Liga pero de nuevo el trabajo severo le valió la confianza del entrenador. Aquella temporada el vasco marcó el gol de su vida.

El rival, el Sevilla, el escenario, el Santiago Bernabéu. Cerca del área madridista, Lasa robó un balón a Suker, corrió hacia el centro del campo y desde 58 metros disparó a puerta. El balón voló y se metió en la portería de Unzué. "Es un premio a su gran trabajo. Ha luchado mucho por ser titular y una vez que lo ha conseguido nunca se ha relajado" lo elogió Valdano. El Madrid consiguió la Liga, la primera para Lasa. La segunda y última la ganó en la temporada 1996/1997 con Fabio Capello en el banquillo. Aunque la llegada de Roberto Carlos les cerró las puertas de la titularidad, llegó a jugar 13 partidos.

En sus seis temporadas como madridista jugó 139 partidos en Primera, marcó tres goles y fue dirigido por siete entrenadores diferentes: Radomir Anti?, Leo Beenhakker, Benito Floro, Vicente Del Bosque, Jorge Valdano, Arsenio Iglesias y Fabio Capello. Consiguió dos títulos de Liga y 1 Copa del Rey.

"El Real Madrid en el que yo estuve no sería posible ahora"

"El Real Madrid en el que yo estuve no tiene mucho que ver con el de ahora, el mío no sería posible en estos tiempos" confiesa ahora Mikel Lasa. El vasco reconoce días después de que el Bernabéu se haya quedado pequeño para oír el 'Hala Madrid' de Cristiano Ronaldo que en el fútbol de hoy impera más el negocio que el juego. "Ahora importa que vendas camisetas, mientras más mejor".

Como él, otro jugador criado en Zubieta podría jugar en el Real Madrid. El nombre de Xabi Alonso, ahora en el Liverpool de Rafa Benítez, está en la agenda blanca y Lasa no lo duda, "al Madrid le vendría muy bien tener a Xabi. Necesitan a un centrocampista como él y el Madrid es sin duda un buen equipo para él".

Ficha por el Athletic

En junio de 1997 Lasa fichó por el Athletic. Aunque su contratación también era pretendida por la Real Sociedad, el jugador prefirió la oferta del club bilbaíno, que pagó 150 millones por su traspaso. Se alistó así en la nómina de jugadores que han militado en los dos grandes del fútbol vasco. "No pasa por su mejor momento" dice Lasa cuando le preguntamos por el fútbol vasco. "La Real lo tiene muy difícil, con los problemas económicos y en Segunda. Y el Athletic, aunque está mejor, ya ha estado luchando por no descender y eso es peligroso". En su etapa rojiblanca (1997-2001) tuvo una actuación discreta. Jugó 51 partidos y marcó un gol.

Retirada en 2004

Concluido su contrato en Bilbao fichó por el Real Murcia de Segunda en 2001. En su segunda temporada logró el ascenso y se marchó al otro equipo de la ciudad, el Ciudad de Murcia, que acababa de conseguir el ascenso a la división de plata por primera vez en su historia. Al finalizar esa campaña decidió colgar las botas.

Ahora, cinco años después de su adiós al fútbol profesional, no duda en señalar a los compañeros con los que ha compartido vestuario como el mejor recuerdo de todos. Admite haberse sentido a gusto en todos los equipos en los que militó. "Siempre me trataron bien, a mí y a mi familia y de todas las ciudades guardo un buen recuerdo". Lasa vive ahora en San Sebastián y ocupa la mayor parte de su tiempo cuidando de sus tres hijas, "dan mucho trabajo" afirma entre risas. El fútbol sigue ocupando parte de su vida, comenta partidos de la Real Sociedad, Athletic y Osasuna en una televisión local vasca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?