Qué fue de... Ruggeri

El que fuera jugador de Boca Juniors, River Plate y Real Madrid, entre otros, lucha ahora por forma parte del cuerpo técnico de la selección argentina, junto a Diego Armando Maradona

Oscar Ruggeri jugó en Boca Juniors, River Plate y Real Madrid, entre otros

Defensa central de posición, Oscar Ruggeri llegó al Madrid, con un 'curriculum deportivo' impecable, procedente del Logroñés. Sin embargo, pese a su gran renombre, no cuajó en el club blanco. Se le recuerda por igualar (junto a otros compañeros del Santos) el récord de Pelé de conseguir la Liga local y las Copas Continental, Intercontinental y Mundial en el mismo año (1986)

Oscar Alfredo Ruggeri nació en la ciudad cordobesa de Corral de Bustos el 26 de enero de 1962. Allí se quedo durante sus años de infancia, los cuales dedicó a practicar lo que más le gustaba: el fútbol. Siendo ya adolescente, el joven Ruggeri se marchó a Buenos Aires para formar parte de las categorías inferiores de unos de los clubes argentinos de más importancia. Boca Juniors se convertiría desde ese momento en su casa. Un casa en la que permaneció hasta 1985.

Debut de un ídolo

El centro de la defensa era su posición sobre el terreno de juego, puesto que perfeccionó y en el cual se afianzó en las categorías inferiores de Boca. Debido a su gran rendimiento y a la seguridad con la que mandaba en el campo, los técnicos del equipo decidieron, en 1980, que ya era hora de ver jugar a Ruggeri en el primer equipo.

Así, el 8 de junio de ese año debuta con el primer equipo en un partido frente a Newell's Old Boys, y que finalizó con victoria para Boca (3-0). Tan solo un mes después de su 'puesta en escena' marca su primer gol. Un gol especial para el jugador ya que sirve para dar la victoria a su equipo frente a Colón de Santa Fe.

Dueño de la defensa Xeneize

Durante su etapa en el Boca, Ruggeri jugó 146 partidos en los cuales anotó 9 goles. Un año después de su debut coniguió el título Metropolitano dirigido por Diego Armando Maradona y Miguel Ángel Brindisi desde el campo y Silvio Marzolini desde el banquillo.

Titular indiscutible en el once inicial de Marzolini, en 1983 debuta con la selección argentina en un encuentro frente a Chile y bajo la dirección técnica de Carlos Salvador Bilardo. Gracias a su buena actuación, Ruggeri se ganó la confianza del seleccionador y de la afición, lo que le valió para volver a vestir en numerosas ocasiones la elástica albiceleste.

Traición a Boca

En 1985 se produce una huelga de jugadores profesionales, hecho que aprovechó 'El Cabezón' para que Boca le diera vía libre y poder marcharse, junto a su compañero Ricardo Gareca, al máximo rival: el River Plate.

En el equipo millonario participó en 94 partidos oficiales y marcó 5 goles. Ruggeri coincidió con la etapa que estuvo marcada por la mejor cosecha de títulos del club hasta el momento. El River, que por aquél entonces tenía a Hector Rodolfo Veira como capitán del barco, consiguió el Campeonato de Primera División (1985/86), la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental en 1986. En 1987, el equipo logra la Copa Interamericana, en esta ocasión, con Carlos Timoteo Griguol sentado en el banquillo.

Record histórico

Pero no podemos pasar un hecho que ha sido el que más popularidad le ha otorgado a 'El Cabezón'. El mismo año en que conseguía el título liguero, la Copa Libertadores y la Intercontinental, cosechaba también un gran éxito con su selección, quizás el más importante de su carrera.

En el Mundial de México (1986), Argentina se convertía en la campeona del Mundo, tras dejar en el camino a cuatro ex campeones como Italia, Uruguay, Inglaterra y Alemania. Y además lo hacía sin haber perdido ni un solo partido. El sueño de cualquier jugador, y por supuesto el de Ruggeri, se había cumplido. En este Mundial, el defensa consiguió anotar un gol de cabeza en el partido debut frente a la selección de Corea del Sur, partido en el que su equipo ganó por 3-1. De esta forma, 'El Cabezón' igualaba el record del mítico Pelé, de lograr en la misma temporada la Liga local, la Copa Continental, la Intercontinental y el Mundial de fútbol.

Salto a Europa

Sin embargo, Ruggeri, que siempre ha demostrado que le gustan los cambios, creyó que había llegado el momento de dejar Argentina y poner rumbo a Europa. Concretamente a España. Por aquél entonces, y gracias a los éxitos cosechados en Boca y River, Ruggeri tenía varios 'amantes' en nuestro país. Uno de ellos, el C.D. Logroñés fue el que finalmente se hizo con sus servicios. En La Rioja estuvo una temporada en la que disputó 34 partidos a un gran nivel. Dicho nivel le llevó a fichar por uno de los clubes más importante de nuestro país: el Real Madrid.

El club blanco, que por aquél entonces presidía Ramón Mendoza, pagó 170 millones de pesetas por el argentino, que llegaba a la capital para cubrir el puesto de zaguero central. Sin embargo, y pese a los intentos del jugador por triunfar en el Madrid de Hugo Sánchez, Buyo, Sanchís, Míchel y Gordillo, entre otros, Ruggeri no cuajó en el equipo. Pese a disputar 31 partidos, en los que anotó dos goles, a finales de esa temporada dijo adiós a la 'Casa Blanca' tras haber ganado el título liguero en 1990.

Regreso a su país

El jugador, de nuevo, decide poner tierra de por medio, y regresa a su país para militar en el Vélez Sársfield, club en el que disputa 65 partidos durante dos temporadas y ve portería en cinco ocasiones. Sin embargo, ese año vive uno de sus peores recuerdos. Argentina pierde la final del Mundial de 1990 frente a Alemania. Partido que 'El Cabezón' jugó lesionado la mayor parte del campeonato. Pese al mal sabor de boca que le dejó la pérdida del Mundial, al año siguiente la suerte cambia para la elástica albiceleste. Tras 32 años sin lograr el torneo, y con Ruggeri como capitán y líder dentro del campo de juego tras la suspensión por dopaje de Maradona, Argentina se proclama campeona de la Copa América disputada en Chile.

Los triunfos no habían hecho más que empezar. Dos años más tarde, La Albiceleste levanta la misma copa en Ecuador tras vencer a los mexicanos en la final. Los éxitos en equipo dieron paso a los éxitos personales. Así, en 1991, el diario El País de Montevideo le otorga el premio 'Rey del Fútbol de América', que le distingue como uno de los mejores futbolistas sudamericanos. También ese mismo año, la Asociación de Periodistas Deportivos argentinos lo corona como 'Olimpia de Plata' en categoría fútbol y a su vez 'Olimpia de Oro' por ser el deportista más destacado del año de su país. Ruggeri, acostumbrado a los record y a las cifras, tiene otra muy especial como internacional. En 33 encuentros y casi 4 años en la selección argentina no perdió ningún partido, siendo el capitán en la mayoría de dichos encuentros.

Época de cambios

En 1992 decide viajar de nuevo a Europa, esta vez para jugar con la camiseta del Ancona italiano, equipo en el que sólo disputó 7 partidos. Tras un año más que modesto, el jugador se marcha a México para militar en el América donde coincide con un viejo conocido durante su etapa como madridista: Hugo Sánchez. Ruggeri colabora y, en gran medida, con su equipo para conquistar la Copa de Campeones y Subcampeones CONCACAF. En 1994, Ruggeri considera que es hora de regresar a su país, viendo cerca ya su retirad. Sin embargo, ésta, aún se haría esperar. El defensa firma contrato con el San Lorenzo, y poco tardó en convertido en la estrella que había deleitado a los seguidores de River y Boca antaño.

En el club azulgrana consigue el Torneo Clausura en 1995 tras 21 años de sequía del club en Primera División. Pero pese a este nuevo éxito, sendos problemas con los dirigentes del club le llevan a abandonar la entidad en 1997 para fichar por el Lanús. Sin amargo parece que la polémica le sigue también hasta este equipo ya que, tras conseguir el subcampeonato de la Copa Conmebol, se ve involucrado en un episodio de violencia por la derrota de su equipo ante el brasileño Atlético Mineiro.

'El Cabezón' cansado ya de deambular por varios equipos decide poner punto y final a su carrera como futbolista aunque nunca se ha desligado del deporte. Tras su retirada se preparó para seguir disfrutando de este deporte, en esta ocasión desde los banquillos.

Debutó como entrenador en el San Lorenzo de Almagro, al cual conocía a la perfección de su etapa como jugador. Además ha estado al cargo de otros clubes mexicanos y argentinos, incluso en nuestro país, concretamente en el Elche C.F., le hemos visto dar órdenes. Ruggeri, apodado cariñosamente 'El Cabezón' lucha ahora por formar parte del cuerpo técnico de la selección argentina, ya que ha sido el propio seleccionador, Diego Armando Maradona, quien le ha pedido que le acompañe. Petición que aún no se ha podido cumplir ya que Julio Grondona, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino, se niega a que Ruggeri forme parte de La Albiceleste.

Con las cosas así y a la espera de que 'El Cabezón' pueda trasmitir su experiencia a los internacionales argentinos, nos quedamos con su récord de mayor presencia en la selección con 97 partidos, sólo superado por Diego Simeone y las buenas tardes de futbol que hizo pasar a propios y extraños, especialmente en Argentina.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?