Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Ciencia y tecnología

SOS: Se me cayó el iPhone al agua

Una experiencia traumática para un fanático de la tecnología es que el teléfono de Apple termine en el fondo del agua. Consejos para no entrar en pánico

Los teléfonos móviles y las cámaras digitales incluyen un riesgo no informado por ningún vendedor: que la torpeza de sus poseedores lleve a que esos pequeños aparatos caigan al agua.

¿Cuántos casos conoces de gente a la que la cámara digital se le cayó al mar o una piscina mientras tomaba una foto? ¿Cuántas veces has oido que el teléfono móvil se cayó al agua?

Hace días, estando de vacaciones, he pasado la 'traumática' experiencia de que ver que mi iPhone caía al fondo de una bañera. Aunqueen menos de tres segundos lo recogía, el móvildejó de funcionar.

Por suerte, todo puede tener solución aunque el momento de pánico es inevitable si tenemos en cuenta que el teléfono de Apple sigue siendo un artículo cuyo coste es algo elevado.

Qué hacer tras rescatarlo

En primer lugar es conveniente que no haya caído al mar, porque en ese caso es muy difícil que el aparato vuelva a funcionar, ya que el agua salada provoca daños irreparables.

Pero si esto ha pasado en agua dulce, varios blogs especializados en tecnología sostienen que unos 7 de cada 10 pueden volver a funcionar con normalidad.

Lo primero que debe hacerse es no intentar encenderlo nuevamente ni conectarlo a la red eléctrica o al cargador USB, porque estando mojado, los circuitos internos podrían dañarse definitivamente.

El 'remedio casero' de coger un secador de pelo y encenderlo para darle aire al máximo a través de la entrada de carga en el iPhone es muy recomendable. Los casos citados en Internet hablan de unos 15 minutos. Si el aire es muy caliente, convendrá alejar el secador a unos 10 centímetros.

Tras este primer trabajo, mantener la calma porque el aparato seguirá sin encender.

Ahora viene el remedio más insólito recomendado en varias webs por gente que ha sufrido esta experiencia: introducir el iPhone en una fuente llena de arroz y dejarlo reposar, porque este cereal absorbe la humedad. En mi caso, por la mañana puse esa fuente al sol para que el calor ayudara a acelerar el proceso de secado.

Se recomienda que el aparato se mantenga apagado y desconectado durante unas 48 horas, para luego intentar encenderlo. Es muy probable que la batería esté completamente descargada, por lo que habrá que conectarlo a la red.

Aunque esta solución casera no tenga ninguna garantía de efectividad, al menos en el caso personal y tras seguir estos consejos que encontré en varios blogs de 'maqueros', el iPhone volvió a funcionar. Si algunas aplicaciones no funcionan correctamente, sería conveniente actualizar o reinstalar el sistema operativo disponible gratuitamente en iTunes.

Ahora bien, si el equipo continúa sin funcionar, maldecirás varios días pero no habrá otra solución que comprar otro equipo.