Los armadores de la flota que faena en el Índico ordenan abandonar el caladero

Unos piratas secuestran el pesquero vasco Alakrana, con 36 marineros a bordo, 16 de ellos españoles

El mapa muestra el lugar donde se produjo el secuestro y lo alejado que el barco estaba de la zona de seguridad. Las coordenadas son 00 12 S 045 38 E /

Los armadores de la flota atunera que faena en el océano Índico ha ordenado a los patrones que dejen ese caladero hasta que puedan garantizarse las condiciones de seguridad. Unos piratas han secuestrado hoy el pesquero vasco Alakrana, con 36 marineros a bordo, 16 de ellos españoles.

Cerca de las seis de la madrugada y a 400 millas de la costa de Somalia, era secuestrado el Alakrana. Faenaba fuera del perímetro de seguridad de la operación Atalanta, fuera de la zona que los propios armadores designan como de pesca y donde se concentran los medios militares. Sin embargo, desde ayer, cuatro atuneros españoles navegaban fuera de ese perímetro.

Por ello, según ha dicho el comandante español del mando de operaciones, Jaime Domínguez, el Alakrana fue avisado del riesgo que eso suponía. El comandante de la fragata Canarias desplegada en la zona le indicó que, si su intención era permanecer tan lejos de la zona de seguridad, la fragata Canarias podría desplazarse a la zona, pero el Alakrana no respondió.

"Si van a estar mucho tiempo fuera de zona voy a intentar modificar mi situación", anunció el comandante de la fragata Canarias. El mando militar ha explicado que, en el caso de que surgiera un problema "como desgraciadamente ha ocurrido", quería estar en condiciones de acercarse "lo más rápido posible" al pesquero víctima de un ataque pirata. "Cada uno es dueño de sus actos, dueño y responsable de sus actos", ha sentenciado el comandante del mando de operaciones.

La fragata española Canarias se dirige a la zona, pero está situada a 800 millas, una distancia de más de un día, 35 horas de trayecto. El epsquero además se mueve hacia la costa. A bordo, como confirmaba el mando de operaciones, van piratas armados. "Hay dos personas armadas con rifles a bordo del Alakrana", ha explicado el responsable militar. También ha añadido que el barco remolca un esquife que lleva cinco petacas de combustible.

La pelota está ahora en el tejado del gabinete de crisis centralizado en Moncloa. Según el protocolo militar, en caso de secuestro, un rescate por la fuerza, como han llevado a cabo EEUU o Francia será la última opción del peor de los escenarios. Antes se contempla el pago de un rescate, aunque nadie hablará abiertamente de este extremo. "En este momento, por razones de seguridad, no es conveniente que de ningún tipo de información, ni tan siquiera confirmar o desmentir lo que estamos haciendo", ha dicho el mando militar.

Según el procolo sólo cuando exista riesgo inminente para los rehenes será la autoridad política al más alto nivel quien decida la pertinencia de una acción ofensiva.

Entrevista en Hora 25 a Cristina, hija del patrón del pesquero Alakrana secuestrado (2/10/2009)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?