¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Micheletti deroga el decreto que suspendía las garantías constitucionales

El gobierno golpista de Honduras cede a las presiones y allana el camino hacia el diálogo con Zelaya

El gobierno golpista de Roberto Micheletti ha derogado este lunes un decreto que restringía las garantías constitucionales, cediendo así a las presiones externas e internas y allanando el camino a un diálogo con el derrocado mandatario Manuel Zelaya que ponga fin a la crisis política del país.

En un escenario más propicio para las negociaciones, Micheletti ha suspendido la medida lo que podría ayudar a los enviados de la Organización de Estados Americanos (OEA), que llegan el próximo miércoles, 7 de octubre, a tratar de sentar en la misma mesa a las partes.

"Hemos derogado en el Consejo de Ministros el decreto (...); queda derogado completamente", dijo Micheletti en una rueda de prensa junto a una congresista estadounidense republicana que le brindó su respaldo.

El controvertido decreto aplicado hace más de una semana restringía las libertades de prensa, asociación y circulación, y sirvió al gobierno ''de facto'' para detener las protestas de los partidarios de Zelaya y silenciar algunos medios favorables al destituido presidente.

Micheletti reconsideró su decisión de suspender algunas libertades, después de recibir una lluvia de críticas de la comunidad internacional y pedidos de sus propios aliados -incluyendo empresarios y políticos- de revertir la medida.

La derogación del decreto era una de varias condiciones de Zelaya para retomar las conversaciones con el gobernante de facto, que tomó el poder el 28 de junio, día en el que Zelaya fue sacado a la fuerza del país y llevado a Costa Rica desatando la peor crisis política en Centroamérica en décadas.

El derrocado presidente se encuentra refugiado en la Embajada de Brasil, a donde llegó por sorpresa a hace un par de semanas, después de entrar clandestinamente a Honduras tras tres meses de exilio forzoso e infructuosas negociaciones para volver al poder. Desde entonces la embajada está rodeada por decenas de militares y policías con órdenes de arrestarlo.

"Tengo fe en que este problema (...) se va a solucionar en los próximos días", dijo Zelaya en una entrevista a la cadena Telesur, en referencia al peor conflicto político que vive su país en décadas, poco antes de la derogación del decreto.

Entrevista a Roberto Micheletti en Hora 25

Cargando