Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

España

Más empresarios españoles imputados por vender armamento a Irán

La Audiencia Provincial de Madrid eleva a seis los imputados en el caso de las empresas españolas que vendían a Teherán material militar, violando las sanciones de la ONU

La Audiencia Provincial de Madrid eleva a seis los imputados en el caso de las empresas españolas que vendían a Teherán material militar, violando las sanciones de la ONU

Aunque inicialmente el juez sólo imputó a los administradores de la compañía exportadora Winter Aircraft, la Audiencia Provincial de Madrid ha revocado la decisión imputando también a los propietarios de una empresa que falsificaba piezas de aviones y helicópteros de combate americanos que después eran enviadas a Irán.

En respuesta al programa nuclear de Irán, el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad fue sometido en 2007 a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU número 1747, por la que se prohíbe "a todos los Estados la venta de cualquier tipo de armas o material relacionado al Gobierno iraní". Pero, como en los mejores tiempos del estraperlo, una pequeña empresa familiar con sede en madrileño barrio de Embajadores llamada Winter Aircfraft que llevaba años exportando repuestos de aviones militares a Teherán, vio en el embargo la oportunidad perfecta para duplicar sus beneficios sin cambiar de actividad.

Sus cuatro administradores, todos miembros de una misma familia fueron imputados cuando en junio de 2008, la Guardia Civil, en la llamada 'Operación Cureña', intervenía la sede de la empresa.

La Unidad Central Especial número tres de la Guardia Civil que se encargo de la investigación descubrió además que Winter Aircraft, tras ser investigada por el gobierno americano y perder la licencia de importación, habría recurrido a la falsificación de los repuestos americanos; es decir, a la fabricación fraudulenta de determinadas piezas para conseguir a toda costa los productos que Irán le demandaba.

Según el sumario, lo hacía a través de una segunda empresa, un pequeño taller de mecanizados ubicado en la localidad madrileña de Pinto llamado Martos JJN.

Este taller familiar, "clonaba" por encargo de Winter Aircraft, piezas de aviones y helicópteros de combate americanos. Según el sumario conseguía copias perfectas de las piezas originales.

Aunque inicialmente el juez que instruye el caso en los juzgados de Plaza de Castilla sólo imputó a los cuatro administradores de la empresa Winter Aircraft, la audiencia provincial de Madrid ha revocado la decisión imputando también los delitos de contrabando de material de defensa y doble uso así como un delito contra la propiedad industrial, a los dos administradores del taller que falsificaba los repuestos.

Ya son seis por tanto los imputados en este caso, resultado de la primera operación contra el contrabando de material de defensa y doble uso, civil y militar, en cumplimiento de los acuerdos e internacionales suscritos por España.

Acusaciones cruzadas entre ambas empresas

El proceso judicial que se sigue ahora contra Winter Aircraft y Martos JJN ha desatado una guerra sin cuartel entre ambas empresas. Los propietarios del Taller, aseguraron ante el juez haber sido victimas de un "engaño" y desconocer cual era el destino final de las piezas clonadas a pesar del alto precio que Winter Aircraft pagaba por ellas. El juez atendió a las alegaciones de Martos JJN y no imputó a sus dos administradores.

Sin embargo Winter Aircraft, recurrió la decisión del juez por considerarla "injustificada" y ahora la Audiencia Provincial de Madrid le ha dado la razón, estimando el recurso de Winter Aircfrat y revocando la decisión del juez alegando "falta de motivación".