¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Batasuna intenta mantener abiertas las vías políticas desde la cárcel

Según ha sabido la Cadena SER, la dirección de Batasuna intenta mantener abiertas desde la cárcel las vías políticas a pesar de la desautorización de ETA. La banda armada ha prohibido ensayar nuevos movimientos políticos. Sin embargo, documentos incautados en prisión a destacados dirigentes como Arnaldo Otegui instan a ETA a establecer un debate interno sobre la renuncia a la violencia.

Más información

Se trata de documentos interceptados en prisión, a los que ha tenido acceso la SER, dirigidos a miembros de la actual izquierda abertzale que están en libertad. En una de estas comunicaciones interceptadas al líder de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, asegura textualmente que "hay que seguir para adelante porque los otros y no todos, son solo 220". La policía interpreta que Otegui se refiere a ETA al hablar de los 220.

En otra carta manuscrita interceptada en la cárcel madrileña de Estremera a otro dirigente destacado, a Arkaitz Rodríguez, se exige a Ezker Abertzalea detener a los replicantes de la organización ilegalizada Segi y convencer a los ex presos de la banda armada de que la vía política es la única salida posible para la negociación. Rodríguez manda además un mensaje a un miembro de ETA encarcelado en Francia para que abra un debate interno en la dirección de la banda y otro para los refugiados de la banda armada en Francia porque y leemos textualmente hay que "pacificar ese frente para que den el paso con la ayuda de la revista Txapela".

La lectura que hace la policía a estas comunicaciones es la que la izquierda abertzale intenta estar presente en las elecciones del 2011, a pesar de la negativa de ETA a ensayar nuevas vías políticas tras la encarcelación de Bateragune. Hay constancia de que tras la encarcelación de la nueva batasuna hace ahora un mes, ETA desautorizó nuevos ensayos políticos.

En estas comunicaciones como en los documentos presentados el pasado fin de semana en Venecia y Alsasua, no se condena en ningún momento la violencia de ETA aunque se reconoce que por primera vez la izquierda abertzale funciona sin seguir los dictados de la banda armada intentando asumir el liderazgo de la estrategia política.

En las comunicaciones interceptadas a Otegi encarcelado en la prisión madrileña de Estremera, el líder de Batasuna, señala el apoyo que están recibiendo del presidente del PNV en Guipuzcoa. Joseba Egibar es actualmente el único que comparte la fórmula de pacificación que quiere poner en marcha la izquierda abertzale. Eusko Alkartasuna sigue a la espera de que la formación ilegalizada de el paso y condene la violencia de ETA.

Noticias relacionadas

  • La izquierda abertzale intenta estar presente en las elecciones del 2011
Cargando