Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Arranca en Madrid la festividad de la Sagrada Familia

Unos 250 ministros de la Iglesia ofrecerán la Comunión en el eje Castellana-Concha Espina

Más de un millón de personas celebran este domingo en la madrileña Plaza de Lima la festividad de la Sagrada Familia si se cumplen las previsiones de los organizadores, el Arzobispado de Madrid y Camino Neocatecumenal, quienes esperan superar "de sobra" el número de asistentes a la Eucaristía celebrada en las mismas fechas del año pasado, cuando se congregó cerca de un millón de fieles.

Según ha explicado el responsable de Comunicación de Camino Neocatecumenal, Álvaro de Juan, la cifra es estimativa ya que existen "muchas dificultades para saberlo" porque muchas personas acudirán a título individual. No obstante, sólo por carretera se espera la llegada de 800 autobuses de distintos países.

Con todo, la organización espera superar con creces las cifras del año pasado, ya que en esta ocasión, la Eucaristía por la Sagrada Familia se celebra en clave europea bajo el lema ''El futuro de Europa pasa por la familia'', de forma que han sido invitados pastores de todo el continente que, en muchos casos, acudirán acompañados de un nutrido grupo de fieles.

Visitantes europeos

Así, junto a los 40 obispos y cardenales españoles que acudirán al encuentro, estarán presentes, previsiblemente, de Francia, el cardenal arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin; el arzobispo de Aviñón, Jean-Pierre Cattenoz y el obispo de Bayona, Marc Aillet. Desde Alemania se desplazará el cardenal Arzobispo de Berlín, Georg Sterzinsky y desde Holanda, el obispo de Roermond y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Holandesa, Frans Wiertz.

Procedentes de Italia asisten el vicario general de Roma, el cardenal Agostino Vallini; el presidente del Pontificio Consejo para la Familia, el cardenal Ennio Antonelli; el presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, cardenal Rylko, Stanislaw; el presidente del Pontificio Consejo ''Cor Unum'', cardenal Paul Josef Cordes; y el obispo emérito de Perugia, Giuseppe Chiaretti.

Por último, estarán presentes, de Austria, el obispo encargado por la Conferencia Episcopal para la Familia, Klaus Küng y el obispo de FeldKirch, Elman Fischer; de Portugal, el obispo de Oporto, Manuel Clemente; y desde Polonia, el presidente de la Conferencia Episcopal Polaca y arzobispo de Przemysl, Josef Michalik.

Puesta en escena

Según ha explicado De Juan, la organización ha previsto que algunos de estos obispos y cardenales suban al escenario a saludar a los presentes acompañados de una representación de las familias de sus respectivos países. Además, el fundador de Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, pronunciará unas palabras y se encargará del canto previo a la celebración de la misa.

Todo el encuentro será conducido por el periodista Javier Nieves, que estará acompañado de su mujer y sus cuatro hijos, y será amenizado con villancicos populares cantados por niños que estarán en el escenario, una superficie cubierta de unos 50 metros de largo.

A mediodía se conectará en directo con San Pedro del Vaticano, desde donde el Papa Benedicto XVI enviará un saludo a las familias congregadas en Madrid. Después se celebrará la Eucaristía, que será oficiada por el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela.

Tras la celebración, arrancará una Cabalgata de Reyes precedida por ''Los gitanos de Sevilla'', una banda de 80 músicos que pondrá el broche final a la jornada, sobre las dos de la tarde. Los regalos que porten los ''Reyes Magos'', que montarán dromedarios, serán donados a una parroquia del barrio madrileño de Santa Eugenia, cuyo titular se encargará de distribuirlo entre los más necesitados.

Dispositivo

El acto se celebra en la madrileña Plaza de Lima desde las diez de la mañana. Sin embargo, cerca de 5.000 voluntarios estarán trabajando desde las seis y media y más 1.500 vallas marcarán los accesos y el espacio para el público entre el Paseo de la Castellana y la calle de Concha Espina.

El escenario, que tiene 2,40 metros de altura, 52 metros de largo y doce de ancho, está presidido por una cruz de 20 metros de altura y en él se colocará como novedad este año, un Belén de tamaño natural escoltado por niños.

El Palacio de Congresos de Madrid, situado frente a la Plaza de Lima, hará las veces de Sacristía y ofrecerá una zona de lactancia. De allí saldrán los 200 ministros de la Iglesia que ofrecerán la Comunión en la zona central del público y los cincuenta que lo harán en los más de 40 puntos habilitados en la zona para repartir la Eucaristía. Además, en los extremos del escenario podrán comulgar personas celiacas.

Aunque, según los organizadores, el Ayuntamiento de Madrid ha puesto "todas las facilidades" y tanto el Palacio de Congresos como la empresa de seguridad que trabaja en él ofrecerán sus servicios "como contribución voluntaria a la Iglesia", debido al alto coste que tiene la organización de un evento de estas características, el arzobispado ha contratado un servicio de mensajes SMS para realizar donaciones: se trata de enviar ''FAMI'' al 25323.