Reino Unido hace frente a la crisis con un 'presupuesto de emergencia'

El Tesoro prevé menos crecimiento, una subida del IVA y la congelación de sueldos públicos

El ministro de Economía de Reino Unido, George Osborne, ha anunciado una reducción adicional del gasto de 30.000 millones de libras anuales (35.965 millones de euros) en los próximos dos años.

El ministro de Economía de Reino Unido, George Osborne, ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto del país, hasta el 1,2% este año y el 2,3% en 2011, como consecuencia del 'Presupuesto de Emergencia' presentado por el Tesoro británico, que contempla la subida del IVA a partir de 2011 y la congelación de salarios públicos durante dos años con el objetivo de reducir el gasto público en 30.000 millones de libras anuales.

"Comparado con los planes diseñados por el anterior Gobierno, anuncio hoy una reducción adicional del gasto de 30.000 millones de libras anuales (35.965 millones de euros) hasta 2014-20015", ha dicho Osborne en su discurso ante el Parlamento.

En este sentido, el nuevo responsable del Tesoro británico auguró que el PIB de Reino Unido crecerá un 1,2% este año y un 2,3% en 2011, frente a los pronósticos del 1,3% y del 2,6%, respectivamente, de la Oficina Presupuestaria.

Más a largo plazo, Osborne augura que la economía de Reino Unido se expandirá un 2,8% en 2012 y un 2,9% en 2013, por encima de las expectativas del organismo independiente de previsión.

Por otro lado, el responsable de la Hacienda británica pronostica que la deuda pública de Reino Unido será este año de 149.000 millones de libras (alrededor de 169.000 millones de euros), para bajar a 116.000 millones de libras (132.000 millones de euros) el año próximo y a 89.000 millones de libras (101.000 millones de euros) en 2012.

"Para 2014-2015 la deuda será de 37.000 millones de libras, la mitad de lo pronosticado en el presupuesto de marzo. En 2015-2016, la deuda bajará hasta 20.000 millones de libras", augura Osborne.

Entre las medidas más controvertidas del nuevo presupuesto elaborado por la coalición de gobierno entre conservadores y liberal demócratas, Osborne ha anunciado la congelación de los salarios de los empleados públicos por un periodo de dos años, aunque existirá una "protección" para aquellos con ingresos inferiores a 21.000 libras (25.178 euros).

Asimismo, el Tesoro británico anuncia que a partir del 4 de enero del próximo año la tasa principal del IVA subirá al 20%, desde el 17,5% actual. "Los años de endeudamiento y despilfarro lo hacen inevitable", ha justificado Osborne.

Por otra parte, el nuevo presupuesto contempla la introducción de una tasa a la banca desde 2011, así como medidas fiscales de apoyo a las empresas de nueva creación y de pequeñas dimensiones, mientras que se congelarán los beneficios sociales destinados a la infancia.

Nick Clegg: "Los dos gobiernos, el español y el británico, tienen claro que esto no se puede afrontar con medias tintas"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?