MUNDIAL | ALEMANIA -ESPAÑA, EL MIÉRCOLES A LAS 20:30

España termina con la maldición de los cuartos de final

La Selección española tiene una cita con la historia el próximo miércoles. Ese día jugará la primera semifinal de un Mundial en toda su historia. El equipo español ha disputado 13 fases finales de la Copa del Mundo y aunque su mejor actuación fue el cuarto puesto logrado en Brasil 1950, nunca ha jugado una semifinal.

En aquella ocasión, el título se dirimió en una liguilla formada por cuatro equipos. En ella estaban Brasil, Uruguay, Suecia y España. Nuestro equipo sólo pudo conseguir un empate a dos goles frente a la que luego fue campeona, Uruguay, y quedó en el último puesto de la liguilla, aunque cuarta en el Mundial.

De aquel equipo quedan nombres como Estanislao Basora (segundo máximo goleador del torneo, con cinco tantos) y, sobre todo, Telmo Zarra, que marcó el histórico gol que dio la victoria a España frente a Inglaterra (vídeo del gol en Youtube).

Los cuartos, una barrera para 'La Roja'

A partir de ahí, España fue forjando una leyenda negativa en torno a los cuartos de final. Aunque son sólo cuatro las ocasiones en las que llegó hasta ese punto, nunca logró superarlo y, casi siempre cayó con grandes dosis de dramatismo. Las últimas aún están en el recuerdo de la mayor parte de los aficionados, ya que estuvieron cargadas de dramatismo.

En México 86, España cayó en la tanda de penaltis frente a Bélgica (video del partido en Youtube). El hombre que tuvo que cargar sobre sus espaldas la cruz de la eliminación fue Eloy. Fue el único jugador de toda la tanda que falló un penalti (el segundo)... aunque no lo falló, sino que lo detuvo Jean Marie Pfaff.

Del partido de cuartos de Estados Unidos 1994 ha pasado a la historia la imagen de Luis Enrique sangrando después de haber recibido un codazo de Mauro Tassotti. (vídeo de Youtube). En ese partido, España cayó por 2-1 después de que Roberto Baggio marcara a sólo 3 minutos de que se cumpliera el 90 del encuentro.

En 2002, España cayó ante un rival más flojo, la anfitriona (junto a Japón) Corea del Sur. El encuentro acabó sin goles en parte debido a la actuación del árbitro egipcio Gamal Al-Ghandour. Así, se llegó a la tanda de penaltis y, en esta ocasión, el calvario fue para Joaquín, que erró el cuarto penalti de la tanda, un fallo que hizo que 'La Roja' se tuviera que marchar para casa tras marcar todos los coreanos sus penaltis (mira el resumen del partido).

Pero todos estos partidos ya son historia. Después de pasar contra Paraguay, España ha roto definitivamente la maldición de los cuartos de final. El miércoles tendrá ocasión de seguir haciéndose grande. Si gana a Alemania, jugará la primera final mundialista de su historia.

Gol de Villa (Paraguay,0-España,1)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?