Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

La mujer iraní condenada a morir lapidada denunciará a su abogado

Ha aparecido en un programa de la televisión estatal iraní donde ha afirmado que denunciará a su abogado por mentir en su nombre

La mujer, de 43 años, fue acusada de mantener "relaciones ilícitas" con dos hombres supuestamente antes de la muerte de su marido / IRANHR

Ashtiani afirmaba a través de un comunicado leído por una voz femenina que ni siquiera conocía al que hasta ahora ha sido tenido por su abogado, Mohammad Mostafaei, y le culpaba de haber difundido internacionalmente su caso.

Sakineh Mohammadi Ashtiani, la mujer iraní de 43 años condenada a morir lapidada tras ser condenada por adulterio, ha aparecido en un programa de la televisión estatal iraní donde ha afirmado que denunciará a su abogado por mentir en su nombre.

Ashtiani afirmaba a través de un comunicado leído por una voz femenina que ni siquiera conocía al que hasta ahora ha sido tenido por su abogado, Mohammad Mostafaei, y le culpaba de haber difundido internacionalmente su caso.

"Yo le digo a Mostafaei: ¿Cómo te atreves a usar mi nombre, a mentir en mi nombre, a decir cosas sobre mí que no son verdad?", afirmó Ashtiani en el programa '20.30' de la cadena estatal iraní.

Por su parte, Mostafaei que recientemente pidió asilo en Noruega, afirmó en una entrevista en Oslo a CNN que Ashtiani hizo estas aseveraciones coaccionada por las autoridades iraníes y con el único objetivo de salvar su vida.

'20.30' es un programa controlado por los servicios de Inteligencia iraníes. Ni siquiera los empleados de la cadena pública tienen control sobre él. En muchas ocasiones los contenidos de sus reportajes son falsos", afirmó Mostafaei.

El caso de Ashtiani saltó a las portadas internacionales hace unas semanas cuando se tuvo conocimiento de que esta viuda había sido condenada a morir lapidada por un supuesto delito de adulterio.

Tras las presiones internacionales recibidas, las autoridades iraníes han determinado que Mohammadi, que en el momento de cometer su presunto adulterio ya era viuda, no será ejecutada por lapidación, si bien no ha sido excluida la posibilidad de que muera en la horca.