¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El PSOE propone que los parados que rechacen cursos puedan perder la prestación

El Senado ha debatido esta tarde las enmiendas a la reforma laboral que mañana se van a votar en la Cámara Alta, entre ellas las propuesta socialista de sancionar a los parados que rechacen realizar cursos de formación; una inciativa que los sindicatos han recibido con críticas.

El PSOE ha presentado siete enmiendas transaccionales al texto, entre ellas la que propone que los parados tengan un plazo de treinta días en el que pueden rechazar cursos de formación antes de ser sancionados; un texto que no cambia el procedimiento sancionador para los parados que rechacen ofertas de empleo, que pueden ser penalizados desde el primer día, como ya dice la ley.

Con todo, la reunión de hoy, de una hora de duración, no ha supuesto grandes avances, porque las negociaciones van a seguir prácticamente hasta el momento de la votación. Las posiciones siguen a grandes rasgos como estaban en el Congreso (es decir, con CiU y PNV tendiendo a la abstención, el PP inclinándose por el "no" y sólo el PSOE dispuesto a votar en positivo), aunque fuentes parlamentarias indican que en asuntos puntuales PP y CiU pueden apoyarse mutuamente, mientras que PSOE y PNV tienen a su vez un mayor nivel de entendimiento mutuo.

Mañana llega la votación en comisión en el Senado, y después el texto volverá al Congreso donde se enfrentará a la votación definitiva el día 9 de septiembre.

Confusión previa a la Ponencia

A la entrada de la ponencia, la portavoz socialista Carmela Silva anunció que proponían retirar la prestación también a los parados que rechacen ofertas de empleo y no sólo a los que se negaran a realizar cursos de formación, pero el texto finalmente presentado no contemplaba sancionar a quienes rechacen puestos de trabajo.

Carmela Silva: "Lo planteamos tanto como a formación como a aceptación del empleo"

Camacho: "Damos un sí 'crítico' a la enmienda del paro"

Cargando