El gobierno de Francisco Camps autorizó la compra de pisos y garajes en Valencia con dinero del Tercer Mundo

Una Fundación subvencionada por la Generalitat recibió en 2008, cerca de 2 millones de euros para proyectos de cooperación en Nicaragua. Al país centroamericano sólo llegaron 73.500 euros

La Fundación Cultural y de Estudios Sociales (CYES) recibió en 2008 casi dos millones de euros en subvenciones del gobierno Camps en base al capítulo de grandes proyectos de cooperación. Era la primera vez que esta fundación recibía dinero público para el desarrollo de proyectos. En este caso, abastecer y tratar agua para consumo humano y producir alimentos en Nicaragua.

Sin embargo, el grueso de esa subvención, autorizada por el conseller Rafael Blasco, se dirigió a la compra de bienes inmuebles en la ciudad de Valencia a nombre de la fundación que recibió el dinero público, según los expedientes administrativos del gobierno valenciano a los que ha tenido acceso la Cadena SER. Las dos subvenciones fundamentales recibidas ese año por CYES son por el mismo importe: 833.409 euros. De ambos proyectos, a Nicaragua sólo llegaron 73.500 euros.

En el proyecto de alimentos la fundación presupuestó sólo 18.069 euros para gastos sobre el terreno (contratación de personal local, compra de semillas y botiquines). Una cifra que habría que multiplicar hasta 44 veces para obtener lo que la Fundación CYES dedicó sólo a la partida de asesoramiento para el mismo proyecto, 208.352 euros. La empresa encargada del trabajo de asesoramiento, Gestiones e Iniciativas ARMED SL, vio en ese ejercicio incrementado su cifra de negocio en más de un 1.000%.

Además, con el dinero de esa partida destinada en principio al cultivo de alimentos en Nicaragua, la Fundación compró un garaje, un local y una vivienda en lo que invirtió 439.668 euros. A todo ello se suman facturas vinculadas a la compra en España de equipos informáticos, reforma del inmueble, pagos de nóminas o gastos administrativos. En conclusión, de los casi dos millones de dinero público para cooperación en Nicaragua, el 97% se quedó en Valencia.

El gobierno de Camps era conocedor del destino de los fondos públicos y tras revisar los gastos solicitó a la Fundación la devolución de algo más del 15% de total de la subvención por no estar correctamente justificado pero nada objetó a la sorprendente diferencia entre el dinero invertido en Valencia y los escasos fondos que llegaban al terreno.

La Cadena SER se ha puesto en contacto con el conseller Rafael Blasco que asegura que ningún o de los inmuebles adquiridos por CYES fueron pagados con dinero público de ayuda al Tercer Mundo.

Rajoy reconoce que no le gusta lo que pasa en Valencia, pero ratifica a Camps como candidato

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?