¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Royal Air Maroc niega la entrada a siete corresponsales españoles que se disponían a viajar a El Aaiún

La Royal Air Maroc impide la entrada a su avión AT 0483 con destino El Aaiún a siete corresponsales españoles que representan a medios españoles y que se desplazaban a la capital administrativa del Sáhara Occidental para cubrir la muerte de un menor a manos de la policía marroquí el pasado domingo

"Su reserva ha sido anulada entre que ha facturado y ahora", es la frase que ha espetado uno de los representantes de la compañía aérea Royal Air Maroc al corresponsal de la Cadena SER cuando se disponía a embarcar en el avión que le iba a desplazar desde Casablanca hasta El Aaiún, para cubrir la actualidad del campamento de jaimas instalado a las afuera de la ciudad, donde las autoridades marroquíes mataron a tiros a un joven de 14 años el pasado domingo.

Al resto de los corresponsales españoles, entre periodistas y camarógrafos, que representaban a otros cuatro medios de comunicación, ni siquiera les fue entregada la tarjeta de embarque en el mostrador de facturación. Su reserva había sido anulada con anterioridad.

Al redactor de la Cadena SER sí se la entregaron y cuando se disponía a pasar el control de metales, un representante de las fuerzas de seguridad le retiró el pasaporte y la tarjeta de embarque. Cinco minutos después, acudió otro hombre que tan sólo le entregó el pasaporte al periodista. "Su tarjeta de la embarque la tienen dentro", decía mientras le abría paso al corresponsal en el detector de metales. Una vez en la puerta de embarque, el personal de Royal Air Maroc no tenía la tarjeta. "Sin ella no puede viajar señor, además su reserva ha sido anulada", argumentó el empleado de la aerolínea. Sólo habían pasado diez minutos desde que la azafata de tierra le había entregado la tarjeta de embarque al corresponsal, asegurando que no había ningún problema. Después, aseguró no acordarse de él.

Las únicas explicaciones que las fuerzas de seguridad han dado al periodista aseguran que no sabían dónde estaba su tarjeta de embarque y que no podía volar. Los responsables de Royal Air Maroc no entienden qué es lo que ha ocurrido, pero aseguran que no pueden hacer nada. Ni siquiera vender otros billetes hasta el viernes, ya que está todo "completo".

Los corresponsales y camarógrafos de TVE, Agencia EFE, TV3, El Mundo, la Agencia Canaria de Noticias y la Cadena SER se disponían a viajar a El Aaiún (Sáhara Occidental) para cubrir la situación en el campamento de Gdeim Izi, situado a 18 km de El Aaiún, donde un niño de 14 años fue abatido el domingo a tiros por la policía marroquí que controla el acceso al campamento. Hay además tres heridos, ingresados en el hospital con pronóstico grave.

Laura Gallego: "Los controles se han incrementado e indica cierto nerviosismo por parte de Marruecos"

Cargando