Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Mueren cinco marroquíes y un saharaui durante el asalto al campamento de El Aaiún

El Frente Polisario ha confirmado la muerte de un saharaui, mientras que Marruecos dice que han muerto cinco de los miembros de sus Fuerzas de Seguridad

Decenas de saharauis protestan en las calles de El Aaiún. Decenas de saharauis protestan en las calles de El Aaiún tras el violento desalojo del campamento por parte de Marruecos (Vídeo difundido por 'Resistencia Saharaui') / RESISTENCIA SAHARAUI

Las autoridades marroquíes han asegurado que cinco miembros de las Fuerzas de Seguridad murieron y 65 saharauis fueron detenidos durante el asalto efectuado contra el campamento de protesta saharaui situado al este de El Aaiún. El Frente Polisario ha rebajado a uno el número de muertos tras anunciar esta mañana que 13 saharauis habían fallecido.

FOTOGALERIA: Jóvenes saharauis en una calle de El Aaiún

Jóvenes saharauis en una calle de El Aaiún / EFE

A pesar de la dificultad para verificar de forma independiente los datos, ambos bandos confirman la existencia de muertos por el desalojo del campamento. Cinco policías fallecidos, 70 heridos -cuatro muy graves- y 65 saharauis detenidos, según el último balance del Gobierno marroquí.

Según una nota difundida por la agencia oficial marroquí MAP, el tercer fallecido es "un elemento de las fuerzas auxiliares, que murió después de haber recibido varias puñaladas por parte de un agitador, en el momento en que intentaba evitar que llevara a cabo actos vandálicos". Los otros agentes, según la fuente, murieron durante el desmantelamiento del campamento. A última hora del día, las autoridades confirmaron la muerte de un quinto agente.

Sin embargo, el Frente Polisario ha confirmado y condenado la muerte de un saharaui de 26 años, Babi Mahmud el Gargar, y centenares de heridos durante la toma del campamento de protesta de El Aaiún por las fuerzas policiales y militares marroquíes.

"Este trágico y cobarde asesinato, perpetrado por las fuerzas de ocupación tuvo lugar cuando las unidades del Ejército marroquí, la Gendarmería y las Fuerzas Auxiliares invadieron el campamento de Agdeim Izik", explica el Polisario en un comunicado del Ministerio de Información de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Las 20.000 personas fueron desalojadas de madrugada y según muchos testimonios, las Fuerzas de Seguridad lo hicieron de forma violenta, usando gases lacrimógenos,...

Los enfrentamientos se han trasladado durante toda la mañana a El Aaiún. Calles cortadas, columnas de humo negro, coches quemados y volcados y cargas en las que la Policía marroquí estaría usando munición real según fuentes saharauis, que reivindican también el asalto a una comisaría.

La situación en algunos barrios de la ciudad se ha tranquilizado. Pero en algunas de las avenidas principales siguen los enfrentamientos, según algunas de las fuentes saharauis consultadas. Se siguen oyendo disparos, continúan los fuegos y a la enorme presencia policial se habrían unido, siempre según estas fuentes, grupos de civiles marroquíes.

El Gobierno marroquí dice que ha intervenido por la seguridad de los propios acampados porque había milicias infiltradas y delincuentes comunes. El Frente Polisario ha expresado a través de su representación en España que es una declaración de guerra de los marroquíes. Ahora el Polisario estaría reconsiderando su participación en el encuentro previsto justo para dentro de unas horas con el Ejecutivo marroquí en Estados Unidos. Precisamente esta cita pretende desbloquear el diálogo entre las dos partes por el contencioso saharaui.

Trinidad Jiménez reclama la intervención de la ONU

La ministra de Exteriores considera que "es un asunto que debe ser abordado en la comunidad internacional y la ONU debe pronunciarse". Además, defiende que España está en el acompañamiento del proceso de diálogo de las partes y aboga por "buscar soluciones que sean estables para los ciudadanos de El Aaiún".

Jiménez, quien se encuentra de viaje oficial en Bolivia, está en contacto con la embajada española en Marruecos, con otros miembros del Gobierno español y con representantes de la Unión Europea para conocer detalles de lo sucedido.

Desde SER Canarias, el observador internacional de los Derechos Humanos, Antonio Velázquez, afirma que los incidentes no han finalizado, sino que ahora se vive el momento más fuerte por las manfiestaciones saharauis tras el desalojo. "No podemos hablar de un total de muertos o heridos, porque la tensión sigue. Hay que dar la noticia de que ahora hay una guerra, una intifada", ha manifestado Velázquez.

"Marruecos quiere evitar que haya negociaciones", según el Frente Polisario. 

"Están torturando, pegando a la gente con porras y quemando las tiendas". 

Willy Meyer: "Esta catástrofe humanitaria tiene que tener una respuesta inmediata de la ministra de Exteriores". 

Jalib, activista saharaui: "Han muerto personas". 

Khalid Naciri: "La intervención no ha sido militar sino de las fuerzas del orden". 

Punto de Fuga Especial Sahara (10/04/2010). 

Antonio Velázquez, observador internacional: "Ahora mismo hay una guerra, una intifada". 

Isabel Terraza: "He visto a miles de personas huyendo a pie por el desierto". 

Trinidad Jiménez: "La ONU debe pronunciarse". 

Aminatu Haidar: "La Comunidad Internacional tiene que intervenir antes de una guerra civil entre pueblos".