¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

FIN DE SEMANA | ENTREVISTA

Raúl Fernández: ''Hay que adaptarse a la decadencia del CD''

Nacho Vegas tuvo una idea, una visión. Crear un sello discográfico entre amigos que cubriese todas las necesidades que tiene un músico. Llamó a unos amigos y tiempo después nació Marxophone

Durante una cena entre Nacho Vegas, Fernando Alfaro y Raúl Fernández nació la idea de crear una cooperativa musical, un nuevo modelo de edición de música en el que los artistas recuperan el control, toman las decisiones, arriesgan su dinero y toman todas las decisiones. Hemos hablado con Raül Fernández (cantante de Refree) para que nos cuente en qué consiste el invento.

Lo primero de todo, ¿qué es Marxophone?

Marxophone es una idea que empezó hace un año en la cabeza de Nacho Vegas y la gente de Im an Artis de montar una especie de de cooperativa de autoedición y cuando fue tomando forman nos juntamos Fernando Alfaro y yo, de momento, no sé si habrá alguien más, supongo que sí aunque no es algo abierto. Somos tres músicos que nos conocemos hace tiempo y estamos contentos y orgullosos de estar juntos y controlar nuestras carreras. La idea es montarnos el disco que queremos hacer, con los presupuestos que cada uno quiera manejar.

¿En qué se diferencia de otros sellos discográficos?

Básicamente en que cada uno es el propietario de su propia obra, nos pagamos el master y no tenemos que rendir cuentas con nadie. Im an Artist nos lleva la logística del sello, pero cada uno se lo monta como quiere hacerlo, lo que se quiere gastar y ello nos llevan los conciertos.

¿Entonces es una idea parecida a la autoedición de libros?

Creo que no hay mucha salida en realidad, no es que piense que la discográfica no existirá, creo que en el momento actual y tal y como está la industria hay que adaptarse con la decadencia del formato CD, no te puedes quedar sólo en hacer discos, como sello hay que manejar un poco todo, de un modo más global.

¿Y Marxophone abarca todas estas etapas?

Claro, lo bueno es que contamos con el apoyo de gente que sabe y en la que confiamos, Im An Artist nos llevaba el booking y la promo, presentaban los discos, pero ahora el artista es el propio sello. El artista sabe hacer música, no tiene que saber hacer números, quiere dedicarse a hacer música, tener el control de todo y al mismo tiempo poder delegar.

¿Y os habéis planteado editar copias bajo demanda?

No nos lo hemos planteado, es una distribución bastante tradicional, se está poniendo en marcha una web interactiva donde se pueda comprar a lo mejor una canción en concreto, pero eso está en construcción.

Esto suena más a darse el gustazo que a ganar más dinero...

Quiero que sea un proyecto que se haga sin prisas, cuando tenga algo que decir, cuidando el producto, teniendo el control y dejar mi legado musical de un modo cuidado.

En todo esto, ¿qué riegos ves?

Hacer música es arriesgado en general, a la antigua usanza porque los sellos no están bien y arriesgándose en un proyecto como este también. Hay un desequilibrio y no sé cómo va a acabar. Es un momento en el que hay una buena afluencia a los conciertos, contacto rápido con las redes sociales y todo el mundo conoce todo. Lo que no tengo claro es qué pasa con el formato álbum, se está haciendo un esfuerzo con el vinilo y para que se valore el objeto, pero sigo pensando que no es un momento estable y es necesario que el formato álbum vuelva a tener valor.

¿Esto es un aviso a los grandes sellos?, ¿una forma de decir que otros modelos son viables?

Nosotros no queremos avisar a nadie ni meternos con nadie, lo que decimos es que queremos esto y que nos sentimos cómodos con esta idea, si alguien se fija y quiere continuar nuestra estela me parece bien, no queremos aleccionar a nadie.

¿Estará abierto a otros cantantes?

No, es una cosa nuestra y es cierto que hay gente alrededor que nos gusta, pero no vamos a fichar a nadie como se hacía antes, no es una plataforma para que todo el mundo edite con nosotros, es una cooperativa, si alguno de nosotros le parece mal que entre alguien, que no creo que pase, se discutirá. En realidad sólo soy propietario de mi disco, no voy a meterme en cómo Nacho (Vegas) o Fernando (Alfaro) hacen las cosas. Me gustaría que entrase más gente, si veo algo que creo que encaja en la filosofía se lo propondría.

¿Qué pasaría si vuestro modelo diese un pelotazo?

Sería una buena señal de que no nos hemos equivocado y espero no equivocarnos, no estoy haciendo esto para ser el más moderno, creo que hay que encontrar nuevos caminos ante tanta inestabilidad, ahora hemos empezado pero si dentro de dos años hay que mutar pues se hará. Hay que estar atento a ver qué pasa, yo no quiero tirar mi disco, regalarlo o que pase desapercibido, quiero que quede cuidado y la solución es lo que hemos montado en Marxophone. Nos conocemos todos desde hace muchos años, nos juntamos y salió cenando y hablado, nos ha costado bastante llegar hasta aquí y es bonito estar juntos en este proyecto.

Pues mucha suerte

Gracias.

Cargando