¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los ministros europeos acuerdan activar la ayuda financiera a Irlanda

El rescate será inferior a 100.000 millones de euros. Dublín aprobará también un plan de austeridad para reducir el déficit

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, durante la rueda de prensa /

Los ministros de Finanzas europeos han acordado la activación del mecanismo financiero en ayuda de Irlanda, según ha informado el presidente del Consejo del Ecofin de la UE, Didier Reynders

Los ministros de Finanzas europeos han acordado la activación del mecanismo financiero en ayuda de Irlanda, según informó el titular belga y presidente del Consejo Ecofin de la UE, Didier Reynders.

La ayuda será de un monto "inferior a los 100.000 millones de euros" y será financiada a través del mecanismo de estabilización financiera incluido en el presupuesto comunitario y de la facilidad financiera temporal creada por los socios de la Eurozona, así como de préstamos bilaterales que podrán ser negociados por los estados miembros.

El Reino Unido y Suecia, dos países de la UE que no son miembros de la zona euro, participarán también en la ayuda.

Aunque el dinero irá destinado principalmente a los bancos, los préstamos serán concedidos al Estado irlandés, que se hará responsable de su devolución.

Las condiciones a las que quedará sujeto el paquete de ayuda serán definidas en los próximos días, de común acuerdo entre las autoridades irlandesas y las instituciones internacionales participantes en la operación: la Comisión Europea, el Banco central Europeo (BCE) y el FMI.

Tras el anuncio, los ministros europeos de Finanzas han emitido un comunicado en el que consideraran "justificada" la intervención para salvaguardar la estabilidad financiera de la zona euro y del conjunto de la UE.

Irlanda es el segundo estado de la zona euro que requiere la ayuda del resto de los socios para evitar la suspensión de pagos.

En mayo pasado, por primera vez en la historia de la unión monetaria europea, los socios tuvieron que improvisar un paquete financiero para Grecia por valor de 110.000 millones de euros, para un período de tres años, ante la imposibilidad de ese país de financiarse a precios razonables en el mercado.

El Gobierno irlandés ha elaborado un plan de austeridad para los próximos cuatro años que busca reducir el déficit público en 15.000 millones de euros para volver a situarlo por debajo del 3% en 2014. El programa prevé un esfuerzo inicial de consolidación fiscal de 6.000 millones para 2011.

Dublín se había resistido hasta ahora a aceptar la ayuda de la UE para no perder soberanía fiscal. Las autoridades irlandesas rechazan aumentar su impuesto de sociedades del 12,5%, uno de los más bajos de la UE, y que ha utilizado para atraer a las multinacionales a su territorio. Francia, Alemania o Austria han sugerido que este tipo debería incrementarse, pero han aclarado que no lo exigirán como condición para el rescate.

También el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha dicho que Irlanda dejará de ser un país de impuestos bajos tras esta crisis, aunque no se ha referido específicamente al impuesto de sociedades. Rehn ha explicado además que el objetivo prioritario del plan de rescate será que "el sector bancario irlandés se haga viable y sostenible, lo que requerirá bastante reorganización y reestructuración".

Los problemas de los bancos irlandeses han obligado a Dublín a comprometer 50.000 millones de euros en su rescate, lo que disparará el déficit público de este año hasta el 32% del PIB.

Brian Cowen: "El Gobierno ha tenido que solicitar la ayuda financiera internacional"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?