MOTOCICLISMO |Marc Márquez gana en Japón y conquista su quinto título de MotoGP

Francia condena a los ex dirigentes de ETA 'Mikel Antza' y 'Anboto' a 20 años de cárcel

Se trata de un ex jefe político y antigua responsable financiera de la organización

Los dos ex dirigentes de ETA, "Mikel Antza" y "Anboto", a los que Francia ha impuesto sendas penas de 20 años de cárcel. /

El Tribunal de lo Criminal de París ha rebajado ligeramente los 30 años que había solicitado el fiscal y que los antiguos dirigentes de ETA habían criticado ante los jueces por lo que consideraban "especial dureza".

Francia ha impuesto este viernes a los ex dirigentes de ETA Mikel Albisu, 'Mikel Antza', y María Soledad Iparraguirre, 'Anboto', sendas penas de 20 años de cárcel, de los que deberán cumplir al menos los dos tercios. Al terminar la pena, 'Anboto' y 'Antza' - ambos de 49 años - serán expulsados de Francia de forma definitiva, según la sentencia.

El veredicto de este viernes, aunque sensiblemente inferior a los 30 años solicitados por la fiscalía - el máximo posible por los cargos por los que estaban imputados, en particular el de dirigentes de una organización terrorista - se suma a los tres dictados contra "Anboto" en Francia, de cinco años cada uno. Además, la justicia francesa ha dado su visto bueno a su extradición a España, donde tiene cuentas pendientes por su pasado como presunto miembro de comandos con delitos de sangre a sus espaldas.

'Anboto' y 'Antza' fueron capturados el 3 de octubre de 2004 en una casa de Salies de Béarn (suroeste de Francia) en la que, según el representante del ministerio público Jean-François Ricard, por primera vez en Francia se requisaba a ETA "tal masa de documentos y de ese nivel".

Unos documentos que, de acuerdo con el análisis de Ricard, probaban que Albisu formaba parte del comité ejecutivo de ETA -máximo órgano de decisión de la banda- y era el jefe del aparato político desde hacía más de una decena de años.

Por eso tenía, entre otras cosas, una cronología que iba desde mediados de 2004 y hasta 2012 con diferentes fases para llegar en esa última fecha a la autodeterminación del País Vasco, después de haber realizado una hipotética negociación con el Gobierno español y de una declaración de tregua.

Este viernes 'Antza', cuando el tribunal le dio la palabra por última vez, se mostró desafiante y, tras los habituales argumentos de que ETA tiene la mano tendida y de que son los Estados español y francés los que no quieren una solución al "conflicto", dijo a los jueces: "no les pedimos nuestra libertad, pero exigimos la libertad del País Vasco".

En el caso de 'Anboto', la acusación consideró probado que era la "jefa del aparato financiero" de la organización terrorista, pero que desde ese puesto, además, estaba "directamente implicada" en las operaciones de extorsión a empresarios para el cobro del llamado "impuesto revolucionario".

Otros encausados

En el mismo juicio en el Tribunal de lo Criminal de París, fueron condenados otros ocho etarras que se encargaban de arsenales de armas y explosivos. Los jueces han condenado a 17 años de prisión a Juan Cruz Maiza, como antiguo responsable de los escondites donde ETA guardaba sus arsenales de armas y explosivos, y dictaminaron que tendrá que pasar en la cárcel al menos dos tercios de ese tiempo, antes de poder solicitar cualquier beneficio penitenciario, y que al término de la pena será igualmente expulsado de forma definitiva de Francia.

También fueron considerados culpables los otros siete encausados en este juicio iniciado el pasado 15 de noviembre, todos ellos propietarios de edificios en el País Vasco francés donde ETA escondía arsenales de armas y explosivos y que fueron descubiertos el mismo 3 de octubre de 2004. Peio Alcantarilla Mozota fue sentenciado a diez años de cárcel y José Ramón Arano Urbiola a ocho, al igual que Miguel Ángel Negrete.

Xavier Oxarango recibió cinco años, de ellos dos exentos de cumplimiento; Robert Arrambide y Lourdes Urdampilleta (esposa de Alcantarilla) cuatro años cada uno -dos de los cuales exentos de cumplimiento- y Myriam Incaby (mujer de Arano) tres años, con dos exentos de cumplimiento.

Oxarango, Arrambide, Urdampilleta e Incaby, que habían comparecido libres durante el proceso, no tendrán que volver a la cárcel teniendo en cuenta el tiempo que pasaron en régimen de prisión provisional, tras la operación policial que permitió su arresto.

Los encausados dieron muestras de alivio al escuchar el veredicto porque temían sanciones más duras, a la vista de las peticiones del ministerio público, que había requerido la incautación de las tres casas de Urrugne, Briscous y Saint Pierre de Irube en que se habían construido escondites subterráneos para los arsenales, según la acusación pagados con dinero de ETA.

Tras la lectura de la sentencia, en una sala en torno a la cual las fuerzas del orden habían preparado un gran dispositivo de seguridad, varias decenas de personas del público y las diez que se habían sentado en el banquillo cantaron puño en alto el "Eusko Gudariak" y lanzaron varios gritos de "¡Gora ETA!" empezados por Albisu.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?