¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Una delegación parlamentaria con Bono a la cabeza visita Guinea Ecuatorial

Críticas de la oposición de España y de Guinea Ecuatorial a la visita al presidente, Teodoro Obiang

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha iniciado este jueves una visita a Guinea Ecuatorial acompañado por una pequeña delegación parlamentaria. Este jueves está previsto un almuerzo ofrecido por el gobierno, en el que podría estar presente el dictador Teodoro Obiang Nguema, al frente del país desde 1979.

La oposición de Guinea Ecuatorial ha expresado su extrañeza e incomprensión por esta visita. Plácido Micó, secretario general del CPDS (Convergencia para la Democracia Social) cree que este viaje, como otros realizados anteriormente, servirá "simplemente para darle apoyo al régimen". Micó estaría de acuerdo con la visita de esta delegación si se planteasen los temas que realmente preocupan a la población: la falta de libertades, la falta de democracia, la persistente violación de los derechos humanos y la corrupción, el despilfarro que está haciendo el gobierno de los recursos provenientes de la explotación del petróleo. Los precedentes, sin embargo, le hacen desconfiar de que José Bono vaya a plantear estos temas al gobierno ecuatoguineano.

También Donato Ndongo, escritor y opositor, desconfía de esta visita. "Un señor como este no puede reunirse con representantes del pueblo español", dice, recordando los centenares de muertos de la dictadura. Apenas el pasado mes de agosto, según denunció Amnistía Internacional, 4 opositores fueron ejecutados después de que el ejército ecuatoguineano los secuestrara en Benín, donde vivían en calidad de refugiados políticos.

Ndongo va más allá: "el gobierno de Zapatero", dice, "se caracteriza por apoyar descaradamente a una dictadura cleptómana que roba a manos llenas toda la riqueza del país, y que está considerada por los organismos internacionales, por el Departamento de Estado y por el Congreso de EEUU como una de las peores dictaduras que hay en el mundo".

La visita de la delegación parlamentaria española cuenta con el visto bueno del Ministerio de Asuntos Exteriores. Trinidad Jiménez, en declaraciones a TVE, ha asegurado que "la diplomacia parlamentaria forma parte de la fórmula que a nivel internacional utilizamos para relacionarlos unos con otros". "Es bueno para los intereses de España", ha concluido.

El programa de Bono y la delegación parlamentaria (integrada por Álex Sáez, del Psoe, Gustavo de Arístegui, del PP y Josep Antoni Durán i Lleida, de CiU) incluye, además del almuerzo ofrecido por Obiang, una visita a la Asamblea de Guinea Ecuatorial y una visita a "Nueva Malabo", una nueva barriada de la capital del país que el régimen quiere presentar como signo de progreso. La delegación tiene previsto entrevistarse con algún representante de la oposición.

ERC e IU han optado por descolgarse de esta visita. "La diplomacia parlamentaria", ha declarado a la Cadena SER Gaspar Llamazares, "no debe emplearse en un tema tan delicado como son los derechos humanos". Tampoco el PNV está presente.

La nota oficial del Congreso explica que el viaje tiene como objetivo reforzar las relaciones entre los dos países, "fomentando la presencia de empresas españolas". Lo cierto es que la inversión de España en Guinea Ecuatorial es mínima, y se reduce a 150 millones de euros, a pesar de las visitas institucionales que han tratado de impulsar este aspecto económico. "Obiang y su gente", apunta Plácido Micó, "no pierden ocasión de denigrar a España y prefieren cooperar con otros países como EEUU o, últimamente, China".

La razón, según el líder opositor, es que la opinión pública, los medios de comunicación y la oposición españolas no desaprovechan la oportunidad de criticar a Obiang. Teodoro Obiang Nguema (1942) estudió en la Academia Militar de Zaragoza en los años sesenta. En 1979 dio un golpe de estado contra su tío, el dictador Macías, al que ordenó fusilar poco después.

Cargando