¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los españoles trabajan más horas que los alemanes, según la OCDE

Los españoles dedican a su actividad remunerada un 19% de su tiempo, mientras los alemanes sólo le dedican un 16%, según el informe "Panorama de la Sociedad" publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)

Los alemanes dedican únicamente un 16% de su tiempo a la actividad remunerada, por debajo de la media del 19% en la OCDE -que es el porcentaje constatado en España- pero al mismo tiempo ocupan un 24% con actividades de ocio, frente a un 20% de media en los 25 miembros de los que la organización dispone de datos.

Hay otros tres países en los que el tiempo de trabajo supone también únicamente el 16% como en Alemania, pero en todos ellos el peso del ocio es inferior: un 23% en Bélgica y Dinamarca y un 22% en Holanda. Los finlandeses, como los alemanes, dedican un 24% de su tiempo al ocio, pero en su caso el trabajo remunerado representa un 17%.

Uno de los elementos centrales de esta edición del estudio "Panorama de la Sociedad" es el trabajo no remunerado, que según los cálculos de sus autores significa un tercio del Producto Interior Bruto (PIB) de media en la OCDE, pero que llega a suponer un 53% en Portugal, un 46% en Australia, un 43% en Nueva Zelanda, un 42% en Japón o un 41% en España.

Los que menos se ocupan con esas tareas no remuneradas (básicamente las domésticas) son los surcoreanos, con un 9% de su tiempo, los japoneses con un 11% y los noruegos con un 13%, frente al 14% de media. Los mexicanos dedican al trabajo no pagado un 18%, los turcos y los australianos un 17% (tanto como en remunerado en estos dos casos) y los portugueses, estonios, polacos y neozelandeses un 16 %.

Desigualdad de ingresos

De acuerdo con los resultados del informe, los países con mayores desigualdades en términos de ingresos son, por este orden, Chile, México, Turquía, Estados Unidos, Israel, Portugal y el Reino Unido.

En el extremo opuesto, las menores diferencias se dan en centroeuropa y en los países nórdicos: Eslovenia, Eslovaquia, Dinamarca, Noruega, la República Checa, Suecia, Finlandia y Austria.

España se sitúa justo en la media de la OCDE, aunque su peculiaridad es que, a diferencia de lo que ha ocurrido en el conjunto de la organización, las desigualdades en los ingresos han aumentado desde mediados de los años 80 (sólo en Grecia y en Irlanda han crecido más).

Cargando