¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

TENIS | MASTERS 1000 DE MADRID

Djokovic destrona al rey Nadal en la tierra de Madrid

El serbio, en estado de gracia, vence a un batallador Rafa Nadal (7-5 y 6-4) y le arrebata el torneo. Aunque Nadal tiró de épica en los momentos clave, el saque y sobre todo el revés del de Belgrado, ganaron la batalla.

Nadal: "Jugar normalillo contra un gran Djokovic no es suficiente" / Nadal se mostró resignado tras la derrota ante Novak Djokovic en la final del Open de Madrid y reconoció la superioridad de su rival en este momento de la temporada."Tampoco he hecho un partido muy malo, he jugado normalillo, y jugar normalillo contra un gran Djokovic, no es suficiente", continuó. Nadal asumió que tiene complicado retener el primer puesto de la clasificación ATP: "El número uno del mundo está finiquitado", asumió con contundencia. / AGENCIA ATLAS

En la décima edición de este Masters 1.000, Djokovic rompió la racha de 37 victorias seguidas del español sobre tierra, y logró la primera victoria sobre él en esta superficie al décimo encuentro, en dos horas y 17 minutos.

El aspirante pudo con el campeón. La racha de 31 partidos sin perder de Novak resistió ante la de Nadal -37 sin conocer la derrota sobre arcilla-. En el primer punto del partido, una derecha del balcánico besaba la cinta y caía sobre la pista de Rafa, que pese a disfrutar de un 15-40 en ese mismo juego, no consiguió romper. Ese juego fue unbuen preludio del partido que se venía.

Porque al contrario Djokovic sí fue capaz de aprovechar su primera opción de ruptura. Aquello dio alas a Novak, que en un abrir y cerrar de ojos se vio con un 4-0 a favor. La táctica del mejor tenista del año fue sorprendente, atacar a Nadal por su mejor golpe, martirizándolo a base de reveses cruzados. Pero Nadal no se rendía, era un partido entre la brillantez y la fe. El balear consiguió llevar el partido al 5-5 a fuerza de correr y confiar en su revés.

El primer set acabó 7-5 y acabó de la misma manera que empezó, con dos puntos en los que la bola tocó la cinta a favor de Djokovic. Toni Nadal llevaba razón cuando dijo el pasado miércoles en 'El Larguero' que "la suerte es inversamente proporcional a la necesidad que se tiene".

Con el público más entregado que nunca a su héroe, se dio paso al segundo parcial. Djokovic sacó algo más relajado tras el esfuerzo final de la anterior manga y Nadal consiguió romper el servicio de su rival a las primeras de cambio. En ese mismo juego, el balear regaló al público un épico punto que sin duda rentabilizó las entradas de los asistentes. Pero aquello no era real, Djokovic empató al juego siguiente, dando un tremendo golpe en la moral de su rival.

A partir de ahí se abrió un juego de estrategias y alternativas. Se trataba de mantener el saque e intentar hacer daño con el resto, una dinámica que favorecía al balcánico, mucho más poderoso al servicio. Nadal nunca jugó cómodo, siempre a contracorriente, salvando bolas que envenenadas que se clavaban en las esquinas. La impresión era que 'Nole' estaba más a gusto con el saque, y era cierta.

Con 5-4 al resto, Novak cerró el partido como toda la vida lo han hecho los grandes jugadores, desequilibrándolo en el último instante. De nuevo martilleó la derecha del español con su revés cruzado, se puso 0-40 y ganó el partido. Y el torneo.

Con este resultado se abre un nuevo escenario en el tenis mundial. Nadal ha sido desterrado de su superficie favorita, sin embargo el torneo de Madrid tiene sus peculiaridades y seguramente sin altura, el partido habría sido otro. Perdido Madrid, el número debe apretar los dientes para asegurar Roma y París, dos plazas en las que Djokovic lo tendrá más complicado.

Rafa Nadal: "El número uno está finiquitado"

Entre vítores de celebración del equipo de Djokovic, se presentó Nadal a la rueda de prensa posterior al partido con las ideas claras: "el número 1 no es que peligre, está finiquitado, no nos engañemos. Pero no por ello se acaba el mundo. Yo soy feliz cuando salgo a una pista y me siento competitivo".

No ocultó el manacorí la decepción ni el "palo psicológico" que supone haber perdido las tres últimas finales frente al serbio, pero resaltó el buen comienzo de temporada que está ejecutando. "El problema no es mi temporada, es que alguien lo está haciendo mucho mejor", resaltó.

Respecto a la final, el problema según Rafa ha estado en el comienzo del partido y en el revés cruzado de Nole, muy incisivo y agresivo a lo largo de todos los juegos. "No he jugado al mejor nivel sobre tierra, he hecho un partido normalillo. Jugar un partido normalillo frente a este Djokovic no es suficiente", añadió.

Ahora espera Roma y la temporada sobre arcilla parece que seguirá siendo cosa de dos. "No creo que las cosas cambien por sí solas, voy a hacer todo lo posible por mejorar", concluyó.

El comentario de José Ramón de la Morena (09-05-2011)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?