F.C. BARCELONA | LA FINAL DE LA COPA DE EUROPA DE 1986

El Barcelona perdió en los penaltis su mejor ocasión para alcanzar la gloria europea

El equipo de Migueli, Alesanco, Víctor, Schuster, Archibald y Carrasco se estrelló en Sevilla contra un sorprendente Steaua al que no pudo hacer ningún gol en 120 minutos y al que perdonó en la tanda de penaltis

Los jugadores del F.C. Barcelona, sobre el césped del estadio Ramón Sánchez Pizjuán, de Sevilla, tras perder la final de la Copa de Europa de 1986 en la tanda de penaltis ante el Steaua de Bucarest /

El 7 de mayo de 1986 es una fecha negra para la historia del F.C. Barcelona. Ese día sufrió una de sus derrotas más dolorosas, la de la final de la Copa de Europa. Su rival era el Steaua de Bucarest, un equipo sin jugadores destacables de un país, Rumanía, que jamás había colocado un representante en una cita de tan alto nivel.

Todo parecía a favor del Barça. No solo era el claro favorito, sino que jugaba en el Sánchez Pizjuán, un campo talismán en el que la Selección se había clasificado para la Eurocopa goleando a Malta (12-1) y para el Mundial tras ganar a Islandia. Además, en la grada la goleada culé estaba servida: 10.000 aficionados blaugranas frente a apenas un millar de rumanos llegados a España a última hora.

Pero todo salió mal. El equipo de Terry Venables enseguida demostró su incapacidad para hincarle el diente a un equipo lleno de oficio, bien colocado y sin ninguna gana de otorgar espacios al rival. Los catalanes demostraron más corazón que ideas y en la primera mitad apenas disfrutó de ocasiones.

Ese tiempo, más bien, fue de desesperación, de juego bronco, de tarjetas amarillas... y también de cansancio, ya que el Barça llegaba a Sevilla muy cargado de partidos y con una derrota en la final de la Copa ante el Zaragoza. De todos modos, Schuster estuvo a punto de marcar de cabeza, como también Archibald, y Marcos pudo haber creado peligro sobre la meta de Duckadam, pero no llegó al centro de Carrasco.

En el descanso, el Steaua de Bucarest se dio cuenta de que aquella podía ser su gran noche. Por eso fue algo más ambicioso en la segunda mitad, aunque nunca se volvió loco y dejó que el reloj corriera hasta la prórroga e incluso hasta la tanda de penaltis, como si supiera que la noche estuviera destinada a darles la gloria en tamaña lotería.

Y así es como se llegó a los penaltis. Ningún gol después de dos horas de juego. La tanda no empezó mal. Urruti paró un lanzamiento a Majearu. Pero también falló Alesanco, y Pedraza, y Pichi Alonso, y Marcos... Los lanzamientos terminaron con un exiguo 2-0 suficiente para convertir en campeón al Steaua de Bucarest.

Ficha técnica del Steaua 0 (2) - F.C. Barcelona 0 (0)

Steaua de Bucarest 0 (2): Duckadam, Iovan, Bumbescu, Belodedici, Barculescu, Majearu, Balan (Iordanescu), Balint, Boloni, Lacatus y Piturca (Radu).

F.C. Barcelona 0 (0): Urruti, Gerardo, Migueli, Alesanco, Julio Alberto, Pedraza, Schuster (Moratalla), Víctor, Carrasco, Archivald (Pichi Alonso) y Marcos.

Árbitro: Michel Vautrot. Amonestó a Carrasco, Belodedici, Julio Alberto, Lacatus, Boloni y a Bumbescu.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?