FÓRMULA UNO

¿Qué le pasa a Ferrari?

El piloto español de Fórmula Uno, Fernando Alonso, de Ferrari conduce su Ferrari en Montmeló /

El pasado domingo, en Montmeló, Ferrari tocó fondo. Perder más de tres segundos por vuelta respecto a los primeros y ser doblados por Red Bull y McLaren es una humillación para la escudería más prestigiosa, legendaria y conocida en el mundo.

El piloto español de Fórmula Uno, Fernando Alonso, de Ferrari conduce su Ferrari en Montmeló / EFE

El problema no es nuevo porque en los últimos seis años la Scuderia sólo ha ganado un título (el de Raikkonen en 2007) y gracias a que la mala gestión deportiva de Ron Dennis en McLaren les regaló el triunfo. En 2010 Alonso estuvo a punto de conseguir su tercer Mundial pero la remontada no logró ocultar que el Ferrari, en cuanto a prestaciones, estaba lejos del Red Bull, que antes eran muy rápidos y ahora también son fiables.

¿Cuál es el problema actual?

Básicamente, y para que todos lo entendamos, se trata de una deficiencia de carga aerodinámica. Traduciendo al lenguaje de la calle lo que se consigue con ello es que el coche vaya más pegado al suelo en las curvas, que tenga más agarre (downforce) y, por tanto, más velocidad y menos resistencia al avance (drag). Esa es la raíz del problema. A Ferrari le falta esa fuerza que 'aplaste' el monoplaza contra el asfalto, con lo cual el coche desliza más en las curvas (no va 'sobre raíles' como el Red Bull) y eso implica un mayor desgaste de neumáticos. Esa circunstancia se agrava en circuitos como el de Montmeló (donde la carga aerodinámica es muy alta) y más con neumáticos duros y superduros, con los que a Ferrari le cuesta más trabajar. Por el contrario, en las largas rectas, de potencia, el F150º Italia va bien.

Además, han pecado una vez más de conservadores en el diseño del coche. La creatividad italiana no ha logrado ingeniar ninguno de los últimos avances tecnológicos de la F1. Después del mal comienzo del año el jefe del área de diseño, Nicolas Tombazis, habló de la necesidad de "un renacimiento mental" en el equipo. Es decir, de ser más valientes, atrevidos y agresivos en la evolución del coche, ya que no lo fueron en el diseño. Por ese motivo Aldo Costa ha dejado de ser director técnico del equipo

¿Por qué ha fallado Ferrari en la concepción del coche?

Ha habido un problema estructural en el túnel del viento de Maranello. Los datos obtenidos a una determinada escala no se correspondían con la realidad y en la pista el algodón no engaña. Una vez detectado el problema se empezó a trabajar en uno de los túneles de la fábrica de Toyota en Colonia (más del nivel de los de McLaren o Red Bull y más moderno que el de Maranello, que no estará completamente reparado hasta octubre aproximadamente)

¿Qué pasará en las próximas carreras?

Es prácticamente imposible que veamos otra vez a Alonso doblado. En Mónaco (el próximo domingo) la calificación es la más importante de todo el año, las manos del piloto cobran más relevancia y la tracción es más importante (ahí Ferrari no va mal). En los siguientes Grandes Premios (Canadá y Valencia) la carga aerodinámica no es tan grande como en Montmeló y, sobre todo, no se utilizarán neumáticos duros, que son una cruz para Ferrari. Es decir, se supone que las cosas irán mucho mejor. Además, habrá novedades y mejoras en todas las carreras.

¿Y si no llega la reacción?

Si después de estas tres carreras Ferrari sigue perdiendo puntos respecto a Red Bull y McLaren el equipo se volcará en el coche de 2012 (en el que un grupo de ingenieros de Ferrari lleva ya tiempo trabajando).

¿Si se mantiene en la lucha?

Esa es la idea de Ferrari. Que en estas carreras Vettel y Hamilton no aumenten más la distancia o que se disminuya incluso. Si es así, para la siguiente carrera (GP de Gran Bretaña, en Silverstone, 10 de julio) llegará el nuevo alerón que Ferrari está preparando con mucho esfuerzo para corregir el problema fundamental. Se necesita, sobre todo, más superficie de ala pero dentro de la normativa. Las soluciones ahora son más imaginativas como pudimos ver en el alerón trasero de Montmeló pero tanto que se pasaron y la FIA tuvo que impedir el uso de esa nueva pieza con la excusa de que vulneraba "el espíritu de la norma". La explicación suena rara pero no queda otra que aceptarla y seguir 'inventando'.

La situación es muy decepcionante, no nos engañemos, pero una escudería como Ferrari no puede arrojar la toalla en la quinta carrera de un Mundial de veinte. Por prestigio, por historia, por potencial, por presupuesto, por dignidad y por orgullo deben seguir pisando el acelerador hasta que la evidencia les haga variar de rumbo y pensar en el año que viene. Ojalá esa decisión se retrase lo más posible, aunque eso ya queda en manos de los ingenieros de Maranello y de Fernando Alonso. E incluso de Massa.

Así ha sido la salida del Gran Premio de España

La restransmisión del GP de España en 'Fórmula SER' (parte 2)

La restransmisión del GP de España en 'Fórmula SER' (parte 1)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?