¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mladic tiene casi paralizada una mano y apenas puede hablar, según su hijo

El ex general serbo-bosnio Ratko Mladic ha sufrido dos infartos cerebrales, según su hijo

Ratko Mladic en 1993 (a la izquierda) y en 2011 (a la derecha) /

Bosiljka Mladic y Darko Mladic, esposa e hijo respectivamente de Ratko Mladic, se reunieron este viernes con el ex comandante militar y presunto criminal de guerra serbo-bosnio por primera vez en diez años. Según ha informado este viernes el hijo de Mladic, su padre ha sufrido en los 16 años que ha permanecido fugado, dos infartos cerebrales, tiene prácticamente paralizada la mano derecha y apenas pueda hablar, según ha informado la BBC.

Según las agencias de noticias serbias, la esposa y el hijo se dirigieron este viernes al mediodía a la sede del Tribunal Especial de Crímenes de Guerra, pero se negaron a hacer declaraciones. Los tres permanecieron "solos durante la visita, sin restricciones, jueces ni autoridades", explicó Milos Saljic, abogado defensor. "Tampoco estuve yo", añadió.

Para este mediodía estaba prevista la reanudación del interrogatorio a Mladic con vistas a su extradición al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), que fue aplazado anoche debido al delicado estado de salud del militar serbo-bosnio y a la espera de una revisión médica.

En declaraciones a la agencia serbia Tanjug, Milos Saljic también ha señalado que pedirá que se le realicen exámenes médicos y que se elabore un informe para determinar si puede defenderse de los cargos que el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) le imputa.

Por su parte, el vicefiscal para crímenes de guerra serbio, Bruno Vekaric, ha informado este viernes de que Mladic ha pasado la noche en la unidad de detención del Tribunal Especial de Belgrado bajo constante supervisión médica.

El interrogatorio del ex general serbo-bosnio, que tuvo que interrumpirse anoche debido a su frágil estado de salud, se ha reanudado este mediodía en presencia de su abogado y del fiscal de crímenes de guerra, tras lo cual el juez determinará si se dan las circunstancias para su extradición al TPIY.

El exgeneral serbio Ratko Mladic, el presunto criminal de guerra más buscado del conflicto de la antigua Yugoslavia, fue detenido este jueves por la policía serbia, según confirmó en Belgrado el presidente de Serbia, Boris Tadic.

Mladic fue detenido bajo el nombre falso de Milorad Komadic, en una aldea de las proximidades de la ciudad Zrenjanin, en el norte de Serbia. Aunque inicialmente las autoridades serbias no se atrevieron a confirmar que se tratara del antiguo jefe militar y fugitivo de guerra serbo-bosnio Ratko Mladic, fuentes del ministerio serbio del Interior explicaron que tenía "rasgos físicos parecidos a los de Mladic". Tuvieron que realizarle pruebas de ADN para determinar si se trataba del general serbo-bosnio. Poco después, fuentes próximas a la familia de Mladic confirmaron la detención del carnicero de Srebrenica.

OTAN dice que aprendió la lección tras su tardía respuesta en los Balcanes

La OTAN admitió este viernes que ha aprendido la lección tras la tardía intervención de la comunidad internacional en los Balcanes, algo que se demuestra con la pronta respuesta en Libia, según indicó este viernes la portavoz de la Alianza, Oana Lungescu.

La portavoz reaccionó así a una pregunta acerca de qué lecciones ha aprendido la OTAN desde los conflictos de la antigua Yugoslavia y en vinculación con la detención del hombre más buscado de ese período, el ex general serbobosnio Ratko Mladic, acusado del genocidio de 8.000 musulmanes en Srebrenica en 1995.

La cooperación completa de Serbia con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) -y de forma implícita la captura de Mladic- es una condición crucial para que Serbia logre este año el estatus de país candidato a la adhesión a la Unión Europea (UE). Para la OTAN, la detención de Mladic también envía el mensaje más amplio de que la justicia internacional siempre se aplica.

Cargando