¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un crucifijo en la mesa, la primera decisión de Juan Cotino al frente de las Cortes Valencianas

Compromís y EUPV lamentan que un crucifijo haya presidido la sesión

Juan Cotino jura su cargo como presidente de las Cortes Valencianas /

El presidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino, ha reclamado hoy que la nueva legislatura no se puede emprender "ni con rencores estériles, ni con vocación de imponer" las ideas "sin antes intentar convencer con las palabras, ni con descalificaciones a la totalidad, y mucho menos a cada persona". Les Corts Valencianes han celebrado hoy la sesión constitutiva de la octava legislatura, en la que se ha elegido presidente a Cotino por los 55 votos de los diputados del PP, mientras que los socialistas han votado en blanco, Esquerra Unida lo ha hecho a uno de sus diputados y Compromís ha emitido votos nulos.

Un grupo de personas 'indignadas' relacionadas con el movimiento 15-M se ha congregado este jueves a las puertas de Les Corts Valencianes donde este jueves se ha celebrado la sesión constitutiva de la octava legislatura / REUTERS/Heino Kalis

Los votos declarados nulos y que habían emitido los diputados Compromís en las tres votaciones consecutivas que se han celebrado para elegir al presidente, a los vicepresidentes, y a los secretarios de la Mesa de Les Corts eran las palabras "Democracia", "Decencia" y "Transparencia", han indicado a Efe fuentes de ese grupo. Mientras se realizaba esta primera sesión de la legislatura, en el exterior del parlamento autonómico varias decenas de "indignados" del movimiento 15-M reclamaron reformas y mayor participación ciudadana en la vida política en una concentración que fue disuelta finalmente por la policía, en una actuación en la que hubo heridos y detenidos.

Tras tomar posesión y jurar en valenciano el cargo de presidente de Les Corts sobre la Biblia, el Estatuto de Autonomía y la Constitución, delante de los cuales había un crucifijo, Cotino ha pedido que los 99 diputados que conforman el hemiciclo sean "dignos" de la confianza que han depositado en ellos los ciudadanos. Cotino, en un discurso en el que ha alternado el valenciano y el castellano, ha insistido en que los parlamentarios están "para servir" a cada uno de los valencianos, y por ello hay que poner "lo mejor de cada uno" a su servicio y hacerlo "con mucha cabeza" y "con mucho corazón". El séptimo presidente de Les Corts Valencianes de la historia democrática ha confesado su emoción, su responsabilidad y sobre todo "la humildad" con que accede a este cargo, y ha reivindicado que este Parlamento está asentado "en la historia fecunda" de esta tierra, y sigue representando la voluntad institucional del pueblo valenciano.

Según Cotino, los diputados son tan diversos como lo es la Comunitat Valenciana, pero dentro de esa diversidad deben "estar unidos en lo esencial", al igual que lo está la sociedad valenciana, que cree en la democracia parlamentaria, en la pertenencia al proyecto común de España, en el autogobierno o en las libertades civiles y los derechos humanos. A su juicio, la discrepancia "siempre es buena, e incluso es conveniente y necesaria", aunque ha advertido de que la diversidad de opiniones y la defensa firme de las convicciones personales no deben estar reñidas con el respeto debido entre los diputados y el que le deben a cada uno de los valencianos. Junto a Cotino han ocupado sus puestos en la Mesa de Les Corts el vicepresidente primero, Alejandro Font de Mora (PP), el vicepresidente segundo, Ángel Luna (PSPV), la secretaria primera, Angélica Such (PP), y la secretaria segunda, Carmen Martínez (PSPV).

Compromís y EUPV critican el crucifijo

Los grupos de la oposición en el parlamento valenciano Compromís y Esquerra Unida han lamentado la presencia de un crucifijo en la Mesa de las Corts durante la sesión constitutiva de la Cámara y han considerado que ese no es su lugar porque España en un Estado aconfesional, por lo que esperan que la situación no se repita. De esta manera, el diputado de Compromís Enric Morera ha mostrado su "incomodidad" por la presencia del crucifijo porque "consideramos que los símbolos religiosos no deben de estar en las instituciones". "Vivimos en un Estado aconfesional", ha remarcado Morera que, como cristiano confeso, ha apuntado que "respeta" el símbolo aunque considera que ese "no es el lugar" para colocar un cruz.

La diputada de EUPV Marga Sanz ha lamentado que en un Estado que se define como aconfesional, "hayamos visto una cruz que, con todo el respeto a aquellas personas que tienen creencias religiosas, presidía el acto de constitución de las Corts". Así, ha apuntado que ese símbolo "tiene que desaparecer de la Mesa de las Corts por respeto a los valencianos, a nuestra Constitución y nuestro estatuto".

Noticias relacionadas

  • Un crucifijo en la mesa, la primera decisión de Juan Cotino al frente de las Cortes Valencianas
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?