MOTOCICLISMOMarc Márquez gana en Japón y conquista su quinto título de MotoGP

Orgullo: Más de 40 años de lucha por los derechos LGTB

De los disturbios de Stonewall a las masivas manifestaciones del Orgullo LGTB en Madrid

¿Cómo, cuándo, dónde y, sobre todo, por qué nació el Orgullo LGTB? Hacemos un repaso de la historia de las manifestaciones en favor de los derechos de la comunidad gay, lésbica, transexual y bisexual.

Hablar hoy en día de la celebración del Orgullo Gay -o, mejor dicho, Orgullo LGTB- puede llevarnos a pensar única y exclusivamente en la manifestación del sábado, en la cabalgata de carrozas que recorre el centro de Madrid y los múltiples conciertos -sonoros y este año, también silenciosos- en Chueca y alrededores. Pero este es sólo el lado más festivo y colorista del Orgullo. La verdadera importancia de este evento reside en la defensa de los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, los cuales cobraron verdadera importancia en 1969, en Nueva York, si bien es cierto que ya hubo algún que otro conato de revindicaciones en Los Ángeles o San Francisco. Hay que tener en cuenta que la situación que vivía la comunidad homosexual en todo el mundo era nefasta; se veían obligados a esconder su condición sexual ante el riesgo de castigos como el despido de sus puestos de trabajo, el internamiento en hospitales psiquiátricos o la cárcel. Era tal la presión que la comunidad gay soportaba que en 1969 lo que parecía una gota más colmó el vaso de las humillaciones.

Los disturbios de Stonewall Inn y la primera manifestación

En los 60, al no existir los "bares gays", la mafia regentaba una serie de locales que, a base de sobornos para evitar las prohibiciones de la Ley Seca, permitían que la comunidad homosexual y transexual tuviera un sitio al que acudir por las noches. Uno de los más conocidos era el Stonewall Inn, situado en el barrio neoyorquino de Greenwich Village. El 28 de junio de 1969, la policía llevó a cabo una redada sorpresa que acabó en una batalla campal que prendió la mecha de la reivindicación de los derechos de la comunidad homosexual y transexual: comenzaron a tener una mayor visibilidad, aparecieron numerosas organizaciones homófilas y se llevaron a cabo nuevas protestas.

El 28 de junio de 1970 se celebró en Nueva York, Los Ángeles y Chicago el primer aniversario de los altercados de Stonewall Inn. Un año después se unieron más Estados norteamericanos, las manifestaciones cruzaron el charco y llegaron a París, Berlín y Estocolmo. El movimiento ya era imparable, y las marchas se celebraban anualmente en todo el mundo. Finalmente, en 1985 quedó oficialmente instaurado el conocido como Día del Orgullo LGTB.

España también reivindica los derechos LGTB

El Orgullo llegó casi 10 años más tarde a España. Comenzó en Barcelona, donde se celebró la primera manifestación el 28 de junio de 1977, y un año más tarde dio el salto a Madrid. Pocos eran los que se atrevían a desfilar en estas primeras marchas. En 1995, la aprobación del nuevo Código Penal, que definió la protección de la orientación sexual como un derecho, marcó el inicio de una nueva etapa del Orgullo. En la manifestación del 28 de junio de 1996, más de 3.000 personas participaron en la marcha de Madrid, en la que se utilizó la primera carroza, hoy en día uno de los elementos más característicos de la manifestación.

Poco a poco, la celebración del Orgullo LGTB en Madrid adquiere fama a nivel internacional y se convierte en una de las marchas más importantes en el mundo, llegando a convertirse en la capital del Europride. Los miles de participantes pasaron a ser centenares de miles, y llegaron hasta el millón y medio de personas que se echaron a las calles en 2005 para celebrar la aprobación en el Congreso de la ley que permitía los matrimonios homosexuales y la adopción por parte de estas parejas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?