CASO FAISÁN

Procesados tres mandos policiales por el chivatazo a ETA

El juez Pablo Ruz les atribuye los presuntos delitos de revelación de secretos y colaboración con banda armada o, alternativamente, de encubrimiento

El caso Faisán entra en su recta final. La Audiencia Nacional ha dictado auto de procesamiento contra el ex director general de la policía, Víctor García Hidalgo, el jefe superior de policía en el País Vasco, Enrique Pamiés, y el inspector José María Ballesteros. El juez aprecia hasta 12 indicios incriminatorios contra ellos.

El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha procesado al ex director general de la policía, Víctor García Hidalgo, al jefe superior de policía del País Vasco, Enrique Pamiés y al inspector José María Ballesteros. Les acusa de un presunto delito de revelación de secretos y de otro de colaboración con banda armada o, alternativamente, de encubrimiento. Ruz se inclina por el de colaboración, aunque señala que será la sala de lo penal quien lo determine.

El magistrado sostiene que hay "motivos bastantes" para dictar el auto de procesamiento contra los mandos policiales. Motivos que resume en hasta 12 indicios incriminatorios. Entre ellos, el tráfico de llamadas desde los teléfonos móviles, la presencia de Ballesteros en los aledaños del bar Faisán el día del chivatazo o "la clara disfunción en el normal y habitual funcionamiento de la cadena jerárquica de mando". La idea que se desprende del auto de 75 folios que firma el juez es la de que los tres procesados pudieron filtrar a ETA detenciones inminentes que se iban a producir. Ruz les tomará declaración el próximo día 19.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?