Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

Reportaje:CICLISMO | SE CUMPLEN 20 AÑOS DEL PRIMER TOUR DE MIGUEL INDURAIN

El día que cambió el ciclismo español

Hace 20 años Miguel Indurain lograba su primer Tour de Francia. Unos días antes, el 19 de julio de 1991, conquistaba el descenso Tourmalet y se enfundaba por primera vez el maillot amarillo

EFE (Archivo) / El ciclista navarro celebra en los Campos Elíseos su primer entorchado en Francia. Llegarían cuatro más

Un año antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, ese momento en el que el deporte español se transformó definitivamente, un ciclista navarro de 27 años comenzaba la revolución. En concreto del ciclismo, deporte de glorias pasajeras, proezas sin continuidad e improvisaciones.

Un 19 de julio de 1991, en la maratoniana jornada de 232 kilómetros entre Jaca y Val Louron, en el descenso del Tourmalet, Leblanc era el líder de paja y LeMond estaba dispuesto a sentenciar. Pero Miguel Induráin exhibía sus dotes de bajador para alcanzar al fugado Chiapucci, camino de Val Louron. 'El Diablo' se quedaría con esa decimotercera etapa, y el 'maillot' recaería en primera vez en el navarro. Chiapucci diría años más tarde: "Estaba convencido de que había hecho un pacto muy favorable para mí, pensando que en las siguientes etapas le quitaría el liderato. ¡Qué equivocado estaba!".

Hasta entonces sólo había habido tres victorias españolas en las 77 ediciones disputadas del Tour de Francia, las de Bahamontes, Ocaña y Perico Delgado. El propio Indurain ya había escrito bellas páginas en el Tour de Francia en 1989 -victoria de etapa en Cauterets- y 1990 -triunfo en Luz Ardiden-. Pero a partir de ese día nada volvería a ser como antes en el ciclismo español.

El primer Tour de Indurain se consumaría el 28 de julio de 1991, a pesar de cierta prensa francesa que criticaba su falta de lustre épico y sus victorias de etapa reducidas apenas a las contrarrelojes. Para los españoles esos supuestos defectos eran sus grandes virtudes. Como afirmaba Pérez Rubalcaba, Indurain era "un buen ejemplo a seguir por la España moderna; un ejemplo de planificación y rigor, de solidez, seguridad y continuidad".

Después de la victoria gala de 1991, llegaron las otras cuatro consecutivas, los dos Giros y un oro olímpico en Atlanta. Después de esa carrera, los ciclistas españoles dejaron de conformarse con participar. Se creó un estilo, un legado de golpes certeros, meticulosa estrategia, diplomacia con el adversario y serenidad en las victorias, pero también en las derrotas.

Revive la primera victoria de Indurain en el Tour de Francia.