¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Qué es esto del 'cloud computing'? ¿Caerán datos de las nubes?

Una nueva modalidad de trabajo ha despuntado de forma definitiva: el 'cloud computing'

Desde que en CadenaSer.com publicamos este artículo en torno al 'cloud computing' y nos encontramos con el comentario un/una internauta que tras leerlo tan sólo pudo decir: "¿Qué?", nos fijamos una meta: intentar explicar en qué consiste eso de 'la computación en la nube'.

Para acometer esta tarea, consultamos a distintos expertos en la materia. Uno de ellos, Pau García-Milà, fundador de eyeOS, definía el 'cloud computing' como "una forma de presentar la tecnología, donde los datos pasan de estar replicados en cada ordenador para estar gestionados por un único ordenador que está fuera de nuestra casa". Así, en lugar de instalar un procesador de texto en cada uno de nuestros dispositivos (como pueda ser el clásico Word), dicha herramienta estaría en internet para que pudiésemos acceder a ella desde el navegador que utilicemos en nuestro ordenador, nuestra tableta o nuestro móvil.

Sucede entonces que nos damos cuenta de lo pez que estamos, ya que siendo usuarios habituales de herramientas de 'cloud computing' desconocemos la existencia de esta modalidad. Y es que, como explica Jorge Hierro, consultor de nuevas tecnologías e internet, "para un usuario corriente, una aplicación basada en cloud computing puede ser desde el uso del correo electrónico". Pero esa es solo una, porque ahora, gracias al 'cloud computing', podemos trabajar con cualquier aplicación, pero en la nube. Con todos nuestro datos allí, pues parece ser que eso de almacenar nuestros documentos en el portátil es algo del pasado, a juzgar por las palabras de Pau García-Milà, que nos comentaba cómo "llevamos muchos años con un modelo, que es absolutamente insostenible, como es basarnos en la idea de que cada ordenador tiene suficientes recursos para gestionar muchos programas". No obstante, esta nueva forma de entender la tecnología suscita un debate en torno a la privacidad, porque el hecho de que nuestros datos se encuentren almacenados en servidores no inspira confianza ni a los propios expertos. Es por ello que García-Milà apuntaba como dentro de su eyeOS la máxima que existe es "no te fíes de los grandes, pero tampoco te fíes de nosotros ni de nadie para dar tus datos, lo más importante que tienes deberías guardarlos dentro".

Aunque, a pesar del temor que puedan generar casos como el de Facebook, existe la modalidad de 'private cloud computing' que, tal y como nos explica el fundador de eyeOS, "en lugar de que haya una nube que controlamos nosotros donde millones de personas dejen sus datos, creemos que es mucho mejor miles de nubes pequeñas, privadas, que están gestionadas por las personas autorizadas". De este modo, y aunque apostemos por mantener gran parte de los datos guardados en nuestros propios dispositivos, hay multitud de aplicaciones y herramientas de las que servirnos para trabajar con ellos. En esto consiste el 'cloud computing', una modalidad de trabajo en la red que permitirá, y aquí está una de sus principales ventajas, ahorrar dinero, al tener que pagar solamente por aquellos recursos que consumas. De este modo, como nos comentaba Pau García-Milà "pagas por lo que usas. En lugar de pagar 100 euros por un programa, pagarás 5 o 10 euros al mes por usarlo, con la ventaja de que si hay una actualización del programa yo no voy a tener que actualizar o instalar nada, sino que se hará automáticamente y tú simplemente disfrutarás de la última versión de la aplicación".

Pero pese a sus ventajas y sus inconvenientes, lo cierto es que como nos comentaba Jorge Hierro "el 'cloud computing' es una modalidad que, aunque ya lleva muchos años en el mercado, parece haber explotado definitivamente y ya no podemos escapar". Así que, viendo el panorama, no queda más remedio que adaptarse a eso de vivir en las nubes rodeados de datos, para poder seguir interconectados en un mundo que se traslada de lo terrenal a lo etéreo. Ahora, tan solo nos queda esperar que con la incorporación de las empresas a la computación en la nube, y la más que probable apuesta por el teletrabajo, lo de ir a trabajar acabe por trasladarse a las nubes y sea como estar en la gloria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?