Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Deportes

FÚTBOL | SUPERCOPA DE ESPAÑA | BARCELONA 3 - REAL MADRID 2

Messi da la Supercopa al Barcelona en otro gran partido de fútbol frente al Real Madrid

El Barcelona se impone al Real Madrid en un enorme pulso futbolístico gracias a un genial Leo Messi y levanta la Supercopa de España. Una entrada sinsentido de Marcelo deslució el espectáculo a falta de tres minutos para el final

La 'Pulga' firma el segundo gol azulgrana

Al fútbol se juega de la forma que los entrenadores se la inculcan a sus jugadores. Casi los mismos once del Real Madrid que protagonizaron el bochornoso 5-0, saltaron al estadio blaugrana con una idea de fútbol sideralmente distinta. En el minuto uno, Cristiano Ronaldo estampó un balón lateral contra Valdés en lo que era el aviso de que el Real Madrid ha cambiado.

En plena tangana, el técnico del Real Madrid le metió el dedo en el ojo -cual niño de preescolar- al segundo entrenador del FC Barcelona, Tito Vilanova. El propio Mourinho desmintió que este incidente hubiera ocurrido

FOTOGALERIA: Iniesta alegra al Camp Nou

Los azulgranas celebran el gol de Iniesta ante el Madrid / EFE

En el Barcelona en cambio nada varía, nunca. Lo único nuevo era el césped, más jaspeado de lo habitual. Guardiola, después del experimento de la ida, regaló al equipo que ganó en Wembley la oportunidad de volver sentar cátedra. El Barça mejoró con respecto a la ida, Xavi, Iniesta y Messi comenzaron a asociarse por primera en este curso.

Así Messi se encontró un balón en el centro del campo, sorteó a dos rivales, levantó la cabeza y dio a Iniesta un magistral balón que no desaprovecharía ante Casillas. El gol es como si no hubiera existido. El Madrid no tardó ni medio minuto en sacudirse la zozobra. Acto seguido Khedira y después Benzema pudieron batir a Valdés en una clara acción de gol.

Al igual que en la ida, el Barça volvió a palidecer en los córners. Mascherano en la zaga aporta garra, salida de balón y velocidad, pero resta centímetros. En un balón rebotado, el balón cayó a Benzema, que imitando a Xabi en la ida chutó ante la marabunta saliente del córner. En su viaje, el balón encontró a Ronaldo, que engañó a Valdés y empató el choque.

Hasta el final de la primera parte, el Madrid apretó y apretó, pero se encontró siempre con la 'Pantera de L?hospitalet', erigido en héroe. En la otra esquina del campo, el Barça cogía la espalda de la defensa blanca con mucha facilidad. Particularmente Pedro, que retrató a Coentrao -hasta tener Mourinho que reubicarlo en el campo al descanso -.

A partir del minuto 30 el partido se embarulló levemente, nunca lo suficiente para deslucir el genial partido que estaba viendo. También a la salida de otro córner el Barcelona volvió a enseñar su libro de estilo. Corría el minuto 44 cuando Pique -algo lento y fallón todo el partido- recogió un balón dentro del área y entregó a Messi un balón de tacón que suponía el 2-1. Mismo resultado al descanso que en la ida pero mejor partido aún si cabe.

En la segunda mitad ambos equipos perdieron fuelle, jugar en agosto tenía que tener alguna pega. En esas aparecieron las pequeñas rencillas y cuentas pendientes que se tienen los dos mejores equipos del mundo. Tanganas, escenas de banquillo y enganchones sin sentido se sucedieron con los mismos protagonistas de siempre: Pepe y Marcelo atizaron a Messi en sendas ocasiones, susceptibles de un castigo mayor.

Sin embargo, cuando el partido empezaba a languidecer, el Barça se flageló en otro córner con una nueva defensa pésima. Esta vez, Benzema batió a Valdés. Lo más grave para el Barça es que se encontró el balón en el punto de penalti, algo prohibido.

Pero el partido no estaba para admitir treguas. Guardiola metió a Cesc y a Keita, fortaleció el centro del campo y por tanto la circulación del balón. Cesc se colocó en esa posición de centrocampista que solía frecuentar en el Arsenal, abarcándolo todo. Y reactivó al Barça, que encontró a Messi en una sensacional asistencia de Adriano.

Quedaban tres minutos, los suficientes para que Marcelo incendiara el partido cual pirómano. El brasileño propinó una brutal entrada a Cesc sin ningún tipo de excusa y se volvió a liar. Roja para Villa, Özil y el propio Marcelo y espectáculo deslucido.

En resumen, un grandioso partido de fútbol que otra vez resultó empañado por la gresca. El Barça sigue con la hegemonía, sobre todo moral, del fútbol y español frente a un Madrid que ha conseguido recortar en lo futbolístico, pero que sigue sin saber canalizar la innecesaria agresividad que le inyecta su entrenador.

Gol de Iniesta (Barcelona 1 - Real Madrid 0). 

Gol de Cristiano (Barcelona 1 - Real Madrid 1). 

Gol de Messi (Barcelona 2 - Real Madrid 1). 

Gol de Benzema (Barcelona 2 - Real Madrid 2). 

Gol de Messi (Barcelona 3 - Real Madrid 2). 

José Mourinho: "No recuerdo ningún incidente con 'Pito' Vilanova". 

Así contamos la tangana de la Supercopa entre Barcelona y Real Madrid.