Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

España

Crónica:15-O: PROTESTA GLOBAL

Los indignados del 15-M propagan el espíritu de Sol a medio mundo

Manifestantes en un millar de ciudades de 82 países exigen un "cambio global" en la política y la economía

Cinco meses después de que surgiera el Movimiento 15M, decenas de miles de 'indignados' han vuelto a la madrileña Puerta del Sol, epicentro de sus protestas, para exigir un "cambio global", al igual que han hecho un millar de ciudades de 82 países de todo el mundo, entre ellas casi 80 de España.

FOTOGALERIA: Júbilo ante los cánticos de los indignados en Sol

Júbilo ante los cánticos de los indignados en Sol / NATALIA DE LA CUESTA

FOTOGALERIA: Júbilo ante los cánticos de los indignados en Sol

Júbilo ante los cánticos de los indignados en Sol / NATALIA DE LA CUESTA

La cabecera de la marcha madrileña de indignados, que ha arrancado de la plaza de Cibeles, ha empleado una hora y cuarto en llegar a la Puerta del Sol, donde ha entrado al grito: "Que no, que no, que no nos representan". Tras la pancarta de cabecera, "15O. Unidos por el cambio global", escrito en inglés y en español, una marea humana ha llegado a la Puerta del Sol cuando en la plaza de Cibeles todavía había miles de participantes que no habían comenzado el recorrido. Ni la Delegación del Gobierno, ni el Ayuntamiento de Madrid habían dado cifras sobre el número de manifestantes, que han abarrotado la Puerta del Sol y una parte de las calles por las que han pasado. Los organizadores han cifrado la participación en "más de medio millón de personas".

La pancarta de cabecera ha sido llevada por una decena de personas hasta casi las mismas puertas de la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid, custodiada por cuatro furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los llamados antidisturbios. Al entrar la cabecera de la marcha a Sol la plaza estaba ya muy llena por la gente que aguardaba la llegada de la manifestación, que tras concentrarse en Cibeles, donde han confluido la media docena de columnas que han marchado al centro de Madrid desde los cuatro puntos cardinales, han recorrido la calle de Alcalá, Sevilla y Carrera de San Jerónimo. Los lemas más coreados han sido "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste", "le llaman democracia y no lo es" y "que no, que no, que no nos representan".

Las manifestaciones se suceden en la mayoría de las capitales, no solo en Madrid y Barcelona, y en municipios como Mieres han salido a la calle unas 15.000 personas, cifra similar a la de Valencia y Zaragoza, o las 50.000 de Sevilla.

Multitudinaria participación en Europa

Los indignados europeos han participado masivamente en manifestaciones en muchas ciudades de Europa contra los políticos y el poder financiero y bancario, que en Roma han desembocado en incidentes violentos, con decenas de heridos y daños materiales. Los enfrentamientos entre la policía y varios centenares de encapuchados durante la manifestación de los indignados han convertido a Roma durante más de cuatro horas en el escenario de una batalla campal. Los encapuchados han incendiado vehículos y un edificio del ministerio de Defensa, han atacado comercios y bancos y les arrojaron piedras, bengalas y petardos durante la manifestación del movimiento de los indignados, que comenzó pacíficamente y en la que participaron unas 200.000 personas, según los organizadores.

En Alemania, unas 40.000 personas -según cálculos del movimiento antiglobalización ATTAC- han participado en manifestaciones por todo el país, con las mayores concentraciones ante la sede del Banco Central Europeo en Fráncfort y ante la Cancillería. La marcha berlinesa discurrió pacíficamente, aunque hubo amagos de tumultos a la altura de la sede del Parlamento al pretender unos 200 jóvenes que se habían desprendido del gran grupo irrumpir en el edificio, donde un fuerte contingente policial acordonó la zona.

En Atenas centenares de 'indignados' griegos se han concentrado en la plaza Sintagma, rodeada de fuertes medidas de seguridad y que se ha convertido en símbolo de las protestas contra la política de recortes que aplica el Gobierno para evitar la bancarrota. En Bruselas, varios miles se manifestaron por el centro de la ciudad y se concentraron ante las principales instituciones de la Unión Europea, llevando pancartas con críticas a la respuesta europea a la crisis financiera, al sistema capitalista y en favor de la movilización ciudadana. En Londres, la concentracion tuvo lugar frente a la catedral de San Pablo, en el centro financiero de Londres al no poder acceder, como tenían previsto, a la zona donde se ubica la Bolsa de Valores, debido a un fuerte cordón policial. Durante la hora de los discursos en Londres hizo una breve aparición Julian Assange, responsable WikiLeaks, que publicó miles de cables diplomáticos confidenciales, quien dio ánimos a los manifestantes. En Portugal también se manifestaron decenas de miles en varios puntos del país en respuesta a la convocatoria lanzada en 82 paises por el llamado movimiento de los indignados.

La jornada de protesta amaneció primero en Oceanía y Asia, donde la participación fue muy desigual con países donde se prohíbe o restringe las concentraciones en lugares públicos, como Singapur o China, mientras que en Australia o Nueva Zelanda destacaron las manifestaciones festivas.

Unidos por un cambio global.