Últimas noticias Hemeroteca

El PP consolida su ventaja de 13 puntos respecto al PSOE

Los españoles expresan la necesidad de un cambio, pero el 65% teme que el PP recorte en sanidad y educación. El paro, principal preocupación

Rubalcaba y Rajoy, frente a frente en sendos mitines /

Según el sondeo elaborado por el Instituto de Opinión 2000 para la Cadena SER, la mayoría de los ciudadanos se muestran 'indignados' y votarán por el cambio en las próximas elecciones generales. El 45% de los encuestados confiara su voto al PP frente al 32% que elegirá el proyecto de Alfredo Pérez Rubalcaba. Los españoles, no obstante, siguen desconfiando de las propuestas de Mariano Rajoy y temen que su llegada al poder suponga un recorte en los servicios públicos básicos.

Más información

Según este nuevo pulsómetro, el PP consolida su ventaja de 13 puntos en intención de voto respecto al PSOE. Se mantiene la misma distancia que reflejó el sondeo de la Cadena SER el pasado 12 de septiembre. Rajoy lograría el 45% de los votos, cinco puntos más que en las generales de 2008, frente al desplome en casi 14 puntos del partido liderado por Alfredo Pérez Rubalcaba. Se asienta así la idea, reflejada ya en otros pulsómetros, de que los españoles creen que el Partido Popular está más capacitado para la recuperación económica de España. Un 45% de los encuestados ve en este sentido más preparado a Mariano Rajoy frente a un 30% que cree que el candidato socialista es el que puede hacerlo mejor. Aunque en este apartado la distancia es menor, casi un 43% dice que el líder del PP le merece más confianza que Alfredo Pérez Rubalcaba, en el que confía casi un 40% de los ciudadanos.

Los ciudadanos encargan así la necesidad de este cambio al Partido Popular. Opinan que los principales cometidos de Rajoy serán crear puestos de trabajo y mejorar la situación económica. Sin embargo, los encuestados se muestran convencidos de que la tercera prioridad del PP, una vez lograda la victoria, será la privatización o recorte de los servicios sociales. La inmensa mayoría de los votantes socialistas -el 67%- respalda esta tesis, mientras que en la filas del PP solo un 35% tiene miedo a un 'tijeretazo' tras el 20-N. Este deseo de un giro en el panorama político nacional se impone a pesar que la mayoría desconfía de las propuestas del Partido Popular. Casi un 37% piensa que la campaña socialista está siendo más sincera y honesta, frente al 30% que defiende la del PP.

Pese a que el sondeo de la Cadena SER refleja este vuelco electoral, es reseñable que un 41% de los encuestados crea que el PSOE aporta soluciones más reales para la coyuntura económica del país, frente al 27% que ve así el programa del PP. De todos modos, los españoles no valoran positivamente la campaña electoral. Un 65% opina que los candidatos no exponen bien las medidas que tomarán si llegan al poder. En cuando a las dotes orales de ambos candidatos, un 42% sostiene que Rubalcaba se explica mejor, frente a un 35% que le otorga mayor capacidad pedagógica a Rajoy.

IU y UPyD aprovechan el descenso socialista

El pulsómetro de la Cadena SER confirma que los grandes beneficiados de la debacle socialista son Izquierda Unida y UPyD, que doblan y hasta triplican su porcentaje de voto. La formación de Cayo Lara lograría un 6%, frente al 3,7% cosechado en las generales de 2008. De sus resultados en cada provincia, frente a los del PSOE, dependerá que este ascenso se traduzca en un importante número de escaños o que acabe frustrando las aspiraciones de la formación de izquierdas, la gran perjudicada por la proporcionalidad corregida de la ley electoral. El partido de Rosa Díez obtendría hasta un 3% de apoyos, lo que triplicaría su resultado respecto a las pasadas elecciones. Madrid, Valencia y Canarias se convierten en las plazas fuertes del partido magenta.

Los nacionalistas catalanes de CiU mantienen un apoyo similar al de las elecciones de 2008, con una intención de voto del 3,5%. El PNV de Erkoreka lograría el 1% de los votos, dos décimas menos que en las anteriores generales. A los nacionalistas vascos les sale un serio competidor: Amaiur. La coalición abertzale irrumpe con fuerza y contaría también con el apoyo del 1% de los ciudadanos, lo que le abriría la puerta a la formación de un grupo parlamentario propio. Amaiur podría plantear iniciativas legales, controlar al Gobierno con sus preguntas y hasta ser consultada por el rey a la hora de encargar la formación del nuevo Ejecutivo.

Los españoles prefieren un Gobierno con mayoría absoluta

Dadas las actuales condiciones económicas, el 37% de los encuestados defiende un Ejecutivo que gobierne en mayoría y un 21% preferiría un gobierno en solitario que recibiera apoyos puntuales. Sin embargo, más de uno de cada tres ciudadanos -el 34%- apoya un Gobierno de coalición para tomar las riendas de la situación. En el plano personal, una mayoría, el 52%, no considera positivo para España que Rajoy gane por mayoría absoluta, frente a un 39% que defiende esa opción.

Los encuestados desaprueban la gestión de Gobierno y oposición en esta legislatura

Zapatero y Rajoy cierran este mandato con sendos suspensos por el modo en el que han desarrollado sus respectivos papeles al frente del Ejecutivo y la oposición. El popular sale mejor parado, aunque el 60% rechaza su actuación. En el caso del actual presidente, tres de cada cuatro españoles -el 75%- desaprueba su trabajo. El PP obtiene en estos cuatro años una nota media de 3,7 puntos, mientras que el PSOE recibe de los encuestados, por su modo de gobernar, un tres.

El paro, principal preocupación

Casi un 84% de los españoles sitúa el desempleo como el primer problema de nuestro país. Al paro, le sigue la situación económica en general y, por primera vez, en la tercera y cuarta posición se colocan la sanidad y la educación, reflejo del miedo mayoritario a los recortes tras la victoria del PP el 20-N. El 65% expresa su miedo a que el partido que llegue a la Moncloa comience a realizar ajustes en estos servicios sociales. La clase política sigue recibiendo el castigo en la valoración de los españoles y supone el siguiente problema al que hacer frente.

Suspenso a los políticos

Rajoy obtiene por primera vez una valoración superior a la de Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba. Ninguno de los tres políticos logra el aprobado. Los españoles otorgan un 4,18 de nota media al líder del PP, un cuatro al candidato socialista y el presidente saliente ocupa el furgón de cola con un tres.

El final del terrorismo no influirá en el resultado electoral

Este último pulsómetro, realizado semanas después de que ETA haya anunciado el cese definitivo de la actividad armada, refleja la convicción extendida entre los ciudadanos de que la decisión de la banda terrorista no alterará el resultado de los comicios. Casi un 55% de los españoles afirma que el final de ETA no les ha llevado a cambiar el sentido de su voto, frente al 33% que afirman lo contrario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?