¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Más casos de obesidad y diabetes por la crisis

La compra de productos baratos de baja calidad empobrece la dieta y repercute en la salud de los colectivos económicamente más desfavorecidos

El estudio DRECE, que analiza la relación entre la dieta y la salud de los españoles en los últimos veinte años, destaca un aumento de los índices de obesidad, y por tanto de riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares, en las comunidades con niveles de renta más bajos, como Canarias o Andalucía. El consumo de alimentos baratos pero altamente calóricos amenaza con empobrecer la dieta mediterránea.

El informe, elaborado por el Instituto de Estudios Biomédicos con la participación de médicos e investigadores de distintos hospitales, concluye que los españoles comemos algo peor que hace dos décadas aunque los buenos hábitos de la dieta mediterránea siguen protegiendo nuestra salud cardiovascular, manteniendo los índices de mortalidad por esta causa en niveles mucho más bajos que en el norte de Europa y Estados Unidos.

Entre los aspectos negativos figura la progresiva incorporación a nuestra dieta del consumo de zumos envasados y refrescos, con altos niveles de azúcar, y también la bollería industrial y el abuso de precocinados. Entre los aspectos positivos, sin embargo, se mantiene en España el consumo de aceite de oliva, legumbres y hortalizas, y un ligero incremento de la ingesta de frutos secos y pescado.

La incidencia de la crisis comienza a detectarse también en las pautas de compra y consumo de los colectivos en situación económica más vulnerable. "Vemos cómo hay familias en el paro o con escasos recursos que, lógicamente están basando su dieta en productos baratos y básicos. El problema es que en muchos casos se trata de pizzas, bollos, o alimentos precocinados de poco precio pero escasa calidad e índices calóricos muy elevados, lo que puede repercutir en un incremento de los casos de obesidad, diabetes y en consecuencia del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares", señala el doctor Miguel Angel Rubio, la unidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del hospital Clínico Universitario San Carlos, de Madrid.

El estudio señala también alguna paradoja, como el hecho de que aunque los españoles consumimos de media 250 calorías menos que hace veinte años, se están incrementando los índices de obesidad, que actualmente alcanzan ya a una de cada cuatro personas en nuestro país. Una circunstancia que los expertos vinculan al incremento del sedentarismo.

SER REPORTEROS: Más niños obesos: ¿Cómo evitar el sobrepeso infantil?

Cargando