Últimas noticias Hemeroteca

El exagente secreto Francisco Paesa reaparece en Sierra Leona

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores creen que intentaba materializar una compra de oro. La operación se iba a hacer en unas horas

Fernando Paesa en una fotografía de archivo /

Francisco Paesa Sánchez ha reaparecido. El ex agente de los servicios secretos españoles que entregó al exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán a la justicia española, ha reaparecido en Sierra Leona. Llevaba pasaporte español en regla. Según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores Paesa ha estado detenido varios días ante la sospecha de que estuviese implicado en una operación de tráfico de drogas.

Francisco Paesa aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Lungi (Sierra Leona) en un vuelo privado de la compañía Senegalair. Junto a él viajaba su sobrino y dos pilotos de nacionalidad senegalesa en un avión modelo Air Stream 32. Fueron identificados por la policía en el aeropuerto y se les detuvo para averiguar el propósito del viaje ante la sospecha de una posible operación de tráfico de drogas. Francisco Paesa llevaba un pasaporte español que estaba en regla y su sobrino, Alfonso García Paesa pasaporte francés.

En las diligencias que se han abierto con este caso el exagente del Ministerio de Interior declara "que trabaja esporádicamente como asesor en operaciones financieras internacionales". En su declaración Paesa asegura que viaja a Sierra Leona "en representación de un abogado francés para verificar una partida de antigüedades que contiene botellas de perfume antiguas y varias máscaras de oro chinas".

Según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores Paesa añade que esperaba encontrarse con el proveedor en el aeropuerto, verificar la mercancía, cargarla y regresar a Senegal. Sin embargo el proveedor no apareció durante los siete días que los Paesa estuvieron en Sierra Leona.

Según la información confirmada por la SER, Francisco Paesa tenía planeado ejecutar la operación en cuestión de horas. De hecho el avión de la compañía Senegalair con el que llegó de Senegal a Sierra Leona no tenía asientos para cargar la mercancía. Así lo declara el propio Paesa ante la policía cuando le pregunta por qué el avión no llevaba los asientos habituales.

Su sobrino, Alfonso García Paesa, asegura ante las autoridades desplegadas en Sierra Leona que es abogado en Luxemburgo y que acompaña a su tío porque tiene mala salud y para ofrecerle asesoramiento legal.

Ha sido el Ministerio de Asuntos Exteriores quien se ha encargado de la dos repatriaciones. Los dos abandonaron Sierra Leona el martes 11 de octubre en un vuelo de Air France con destino a Paris. Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores creen que el célebre agente de los servicios secretos españoles intentaba materializar una compra de oro en Sierra Leona. Policialmente como segunda hipótesis no se descarta tampoco que pudiera estar implicado en una operación de drogas.

Según fuentes policiales consultadas por la SER Francisco Paesa podría haber realizado en los últimos años operaciones financieras con países de Oriente Próximo. Antes de que Paesa escenificase su propia muerte en julio de 1998, el clan familiar Paesa trabajaba con varios países de la antigua URSS en la compra de armas y venta a terceros países.

Francisco Paesa no tiene causas pendientes con la justicia española. El delito de blanqueo para casos relacionados con la corrupción se empieza a contemplar en el año 1996 y el actúa como "blanqueador" entre los años 1993 y 1994. En el año 1999 Interpol lo incluye en la lista de los más buscados pero en marzo del 2004 su caso prescribió.

El exagente de los servicios secretos españoles siempre ha estado muy ligado a su sobrino, Alfonso García Paesa. La primera vez que aparece el nombre de su sobrino es en la cúpula de Finser, una sociedad que fue embargada por la justicia española.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?