Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Maruja Ruiz Martos, sobre la sanidad: "Es el sistema, nena"

"Los médicos lo merecen todo pero... es el sistema". Así le responde Maruja a Montserrat Domínguez cuando, hablando de sanidad, le pregunta por la situación de los hospitales en Cataluña

Maruja Ruiz lleva años luchando por los derechos vecinales. El 28 de noviembre le concedieron la Medalla de Honor de Barcelona. Y en el momento en que el alcalde, Xavier Trias, fue a entregársela, ella se negó a recogerla..

Su nombre completo es Maruja Ruiz Martos y pertenece a una mujer que lleva 50 años luchando en el distrito de Nou Barris (Barcelona), para defender la sanidad y la educación. Para ella, son los puntales más importantes de un país. Ésa es la razón por la que, el pasado lunes renunciaba públicamente a la Medalla de Honor de la ciudad que le concedía el alcalde Xavier Trias. Era "una cuestión de honor y de coherencia". CIU, el partido al que pertenece, lleva desde mayo haciendo recortes en servicios públicos que han sacado a la calle a la sociedad catalana.

¿Qué tenemos los pobres si no podemos curarnos ni llevar a nuestros hijos a la universidad? ¿Qué perspectivas de trabajo tienen los chavales cuando acaban la carrera?, se pregunta Maruja. "Hay otras medidas, no se puede solo recortar, no puede ser que nos toque siempre a nosotros. El sistema no puede funcionar así, dar a la empresa privada es el primer paso para que luego pagues tú".

Esta líder vecinal, que habla con la vehemencia de quien conoce la lucha en la calle, se siente orgullosa y agradecida con quienes la han propuesto para este premio, las personas que han acompañado sus reivindicaciones en los barrios de Prosperitat y Nou Barris. No es extraño el reconocimiento que quería brindarle su ciudad. Llegó a Barcelona desde Guadix, Granada, cuando tenía 13 años y, desde allí, comenzó su lucha. Las calles se pavimentaron, el transporte público llegó a donde antes ni se acercaba y, las personas mayores consiguieron, después de 17 años de reivindicación, un centro para ellas.

A Maruja le duele que en esta época de ayuntamientos democráticos le digan que un autobús no puede dar servicio a 2.000 personas porque no es rentable. "Las cuestiones públicas, si son rentables, mejor, pero si no... ¿Para qué sirven entonces nuestros impuestos?"

A veces, visita a los jóvenes en los institutos en los que estudian y les anima a luchar, a defender sus ideales. Cree que la juventud de ahora tiene más poder y sabe mucho más. "Yo no he ido al colegio pero ellos son capaces de redactar una hoja en una hora. Pueden y deben luchar. Deben darse cuenta de que ha quedado mucha gente en la cuneta por la lucha".

Maruja Ruiz Martos (activista vecinal): "Es el sistema, nene".