Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

La contaminación del aire acorta la esperanza de vida de los europeos

La mala calidad del aire reduce 8 meses la esperanza de vida de los europeos, según un informe de la OMS

La nube de aire contaminado que rodea las grandes ciudades de nuestro país, como Madrid y Barcelona, está acortando ya la vida de sus habitantes. Esta es la dura advertencia que realiza el último informe realizado por el Centro para el Medio Ambiente y la Salud que depende de la OMS.

Al respirar aire contaminado, los europeos que viven en grandes urbes pueden vivir casi un año menos (más exactamente 8,6 meses) que las personas que trabajan en el campo.

Además, el Centro para el Medio Ambiente y la Salud, que tiene su sede en la ciudad alemana de Bonn, también denuncia en su último informe que uno de cada cinco europeos mueren por enfermedades provocadas por la contaminación del medio ambiente.

Pero también hay diferencias sociales. Este estudio también señala que los colectivos con menor poder económico están cinco veces más expuestos a los problemas medioambientales, como la contaminación del aire. En concreto, se señala que las viviendas inadecuadamente acondicionadas generan hasta 100.000 muertes al año sólo en el continente europeo. Un informe de Ecologistas en Acción ya revelaba en septiembre de 2009 que 17 millones de españoles viven en zonas donde, además de no cumplirse las recomendaciones de la OMS, se vulnera la ley

Aparte de la elevada contaminación atmosférica que sufre el viejo continente, este Centro de Investigación que depende de la OMS (la Organización Mundial de la Salud) asegura que los elevados niveles de ruido también están afectando de forma negativa a la calidad de vida de los europeos.

Este estudio no analiza la situación en los diferentes países comunitarios, pero subraya que este problema es más grave en los últimos estados que se han adherido a la Unión Europea. La contaminación del aire de las ciudades está provocada, sobre todo, por los tubos de escape de los coches y las emisiones tóxicas que emiten los polígonos industriales que rodean las ciudades. Además, en el caso de España, la reducción de los días de lluvia está agravando todavía más este problema.