Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

Elena Salgado ficha por Endesa

Conocidos rostros de la política han sido contradados en los últimos años por importantes compañías españolas o extranjeras

La exvicepresidenta económica Elena Salgado (EFE)

En la nómina de esos grandes grupos están expresidentes del Gobierno o antiguos ministros, populares o socialistas. La internacionalización de las principales empresas españolas y la agenda de contactos de estos dirigentes, reciclados en hombres y mujeres de negocio, son las claves para entender estas apuestas

El fenómeno es relativamente nuevo en España y ha tenido especial eco desde 2004, cuando el relevo en La Moncloa de populares por socialistas, derivó en el inicio de algunos dirigentes -o en su retorno- al mundo de los negocios. España no es un caso aislado y, de hecho, este camino de ida y vuelta entre la política y el mundo de la empresa es habitual en los países anglosajones, donde también levanta polémica. Allí se conoce por sus críticos como 'revolving doors' o puertas giratorias. Un término que, en sus inicios, se empleaba para referirse a supervisores o reguladores de un sector que, una vez concluído su mandato, pasaban a asesorar o dirigir empresas que anteriormente regulaban.

El asunto vuelve a la palestra tras la propuesta de fichaje de Elena Salgado por la filial chilena de Endesa. Según confirma la compañía, y ha adelantado elconfidencial.com, la exvicepresidenta económica hasta finales de 2011, entraría a formar parte del Consejo de Administración de Chilectra. Para ello necesita el visto bueno de la Oficina de Conflictos de Intereses, adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y que ya tiene. Según fuentes de ese departamento, "no existen objeciones a ninguna petición de compatibilidades solicitada por Elena Salgado." La Ley 5/2006 sobre el Régimen de Incompatibilidades establece que un antiguo alto cargo no puede desempeñar labor alguna en una empresa relacionada directamente con las competencias ejercidas durante el mandato. Una relación que, según esa oficina, no se da en este caso.

La retribución media de los miembros del Consejo de Administración de Chilectra se sitúaba en 2010 -los últimos datos disponibles- en torno a 30.000 euros anuales. Una cifra alrededor de la cual, aseguran fuentes de la compañía, se moverá el salario de la exvicepresidenta y muy inferior a la media del sector en Europa. Es incluso menor que el sueldo que recibía como número dos del Ejecutivo de Zapatero, cuando ingresaba unos 56.000 euros netos anuales.

Precisamente el sector energético es uno de los que más exdirigentes ha captado para reforzar sus estructuras de administración. Al nombre de Elena Salgado se suma el de su antecesor, Pedro Solbes, y ahora en la eléctrica italiana Enel; Felipe González, que pertenece al Consejo de Administración de Gas Natural Fenosa desde diciembre de 2010; o el propio José María Aznar, que asesora también a la presidencia de la española Endesa. El caso del grupo italiano Enel -que tiene el control de Endesa- es especialmente llamativo porque, ya sea para la matriz o para alguna de las empresas que controla, da trabajo al propio Aznar, Solbes y, ahora, a Salgado.

Son sólo algunos ejemplos pero hay más nombres ilustres vinculados a otros sectores: Josep Piqué, Rodrigo Rato, Isabel Tocino... Pero si fuera necesario establecer un arquetipo de puerta giratoria en nuestro país hay que hablar, sin duda, del actual ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. Alcanzó notoriedad pública como secretario de Estado de Economía durante la administración de José María Aznar, en la que Rato estaba al frente de ese departamento; luego regreso al sector privado y fichó por la filial europea del defenestrado Lehman Brothers; ahora ha vuelto al sector público y dirige la política económica del Ejecutivo. Todo un viaje de ida y vuelta entre los vasos comunicantes de la empresa y la política.

Relacionados

  • En la nómina de esos grandes grupos están expresidentes del Gobierno o antiguos ministros, populares o socialistas. La internacionalización de las principales empresas españolas y la agenda de contactos de estos dirigentes, reciclados en hombres y mujeres de negocios, son las claves para entender estas apuestas