¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Reportaje:ANIVERSARIO DEL 11-M

La presencia de salafistas en España sigue creciendo ocho años después del 11-M

La mayoría de los autores materiales del atentado eran marroquíes que pertenecían al Movimiento Salafia Yihadia

Es la corriente más conservadora del Islam, y agrupa a varios grupos terroristas originarios de Marruecos que utilizan la violencia y el terror para imponer el uso de la ley islámica. Los salafistas siguen las directrices de Al Qaeda y están implantados en el Magreb y en España. Ocho años después del atentado del 11M, los expertos policiales advierten de que su presencia en España sigue creciendo.

Más información

Hay constancia policial de que en los últimos doce meses ha aumentado la presencia de salafistas yihadistas en Cataluña, Tarragona, La Rioja, Aragón, Navarra y el País Vasco. Son informes policiales de finales del año pasado que insisten en que los dirigentes son marroquíes que residen en Tarragona y Girona con conexiones con células terroristas del Norte de Marruecos y de diferentes puntos de Europa. La mayoría tienen residencia permanente en nuestro país y autorización para trabajar hasta el 2014. En Cataluña, Navarra y Vizcaya las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detectado la presencia dentro de la comunidad musulmana de un importante núcleo activo de adeptos vinculados y financiados por la organización Salafia Yihadia.

Según estos informes policiales la táctica que los salafistas han utilizado pasa por incorporarse a asociaciones culturales musulmanas y someter a su control a mezquitas que ya están en funcionamiento. Para ello introducen un líder espiritual (un"sheij"o imán) afín a la corriente salafista y con estudios en religiosos en Arabía Saudí que logre la captación de adeptos a través de la radicalización del discurso y el adoctrinamiento de jóvenes que quieran "luchar" por la Yihad. En el País Vasco y Navarra la policía esta preocupada por las luchas que se están dando entre salafistas y musulmanes moderados para controlar mezquitas ya en funcionamiento. Según un informe policial de finales de verano la corriente salafista, la más extrema del Islam controla ya dos asociaciones socioculturales y dos mezquitas de Vizcaya. Una de estas dos mezquitas es en la que integran la mayoría de los miembros de la comunidad musulmana de Bilbao.

Durante los últimos tres años se viene organizando en la localidad vizcaína de Sestao un congreso salafista con líderes espirituales de Europa y Oriente Próximo. Los Sheijs vienen de Bélgica, Alemania, Jordania y Arabia Saudi. En todas las ediciones se ha contado con la presencia de más de dos mil fieles, muchos de ellos de Senegal y de Marruecos. Economicamente estos congresos se han organizado con subvenciones institucionales vascas y con recolectas que se han organizado en diferentes mezquitas. Hace dos años, en la segunda edición que se celebró de este encuentro recibieron 30.000 euros de ayuda de las instituciones vascas.

Ceuta y Mélilla son también puntos calientes. Salafia Yihadia dirige dos mezquitas en Ceuta e intenta continuamente derrocar a los imanes más moderados que dependen del Ministerio de Asuntos Islámicos de Marruecos. El objetivo siempre es el mismo: sustituir los líderes espirituales por miembros del Movimiento Salafia Yihadia y boicotear a todos los musulmanes que no aprobasen esa lectura extrema del Islam.

Sigue la amenaza contra España

La policía insiste en que se mantiene la amenaza contra Europa y por tanto contra España. El pasado mayo un grupo vinculado con Al Qaeda emitió un comunicado en castellano refiriéndose otra vez a Ceuta y Melilla. Advertían de la planificación de un atentado en mercados y lugares concurridos de las dos comunidades autónomas.

El yihadismo global se sigue extendiendo y los expertos subrayan que Al Qaeda es actualmente "una ideología y no un movimiento". Según la policía Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) sigue siendo nuestra principal amenaza. Hay informes policiales de enero que señalan que el centro de gravedad del yihadismo internacional se está desplazando de Asia Central a África. "Existe una creciente coordinación entre los distintos grupos terroristas africanos para establecer una estrategia global contra Europa", subraya este informe policial. Estas células terroristas son : Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Al Shabaab, Boko Haram y el Movimiento Salafia Yihadia (MSJ).

Según este informe policial AQMI podría estar detrás de una amenaza detectada contra embajadas occidentales en Marruecos, incluida la española. "La actividad operativa de Al Qaeda en el Magreb Islámico en Argelia ha aumentado recrudeciendo su actividad con varias acciones suicidas y en Libia ha incrementado su presencia". Además los responsables policiales desplegados en el exterior confirman que AQMI "se está reorganizando contactando con elementos terroristas marroquíes". Los expertos en la lucha contra el denominado "terrorismo global" señalan además que Al Qaeda en el Magreb Islámico ha incrementado sus capacidades con la obtención de armas y explosivos procedentes del conflicto libio. Desde el punto de vista contraterrorista los responsables policiales subrayan que "está siendo un reto de seguridad el control del armamento libio que está saliendo del país y llegando a las manos de Al Qaeda".

SER Reporteros: Un año de la caida de Mubarak (18/02/2012)

Cargando