Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Internacional

Un donante anónimo deja sobres con dinero bajo el felpudo de los más necesitados en un pueblo alemán

Personas desahuciadas o con problemas han encontrado sobres de dinero bajo su felpudo después de que su historia apareciera en un periódico local

Ha entregado más de 250.000 euros a pesonas y entidades necesitadas de la localidad alemana de Braunshvaig, siugiendo el devenir de las historias que publica el periódico de la localidad. Desahucios, hospicios con problemas de financiación o personas necesitadas de ayuda para recibir tratamiento médico reciben sobres anónimos con cantidades que les ayudan a paliar sus carencias.

Un donante secreto en la ciudad alemana de Braunshvaig está sacudiendo los cimientos de esa localidad. Miles de euros repartidos aleatoriamente en sobres que deja bajo el felpudo de los edificios a cuyos ocupantes quiere beneficiar, la mayoría historias que previamente han salido en la prensa local.

El mes pasado, un trabajador voluntario del hospicio local vio como sobresalía debajo del felpudo de la institución, un sobre que contenía 10.000 euros. Todo ello después de que el periódico local hablara de que el hospicio podría terminar cerrado por la falta de donantes que mantuvieran operativos sus servicios.

El donante secreto continúa enviando sobres siguiendo la estela de los casos que publica el periódico sobre gente de la localidad que ha perdido su trabajo, o que tiene alguien enfermo que necesita un costoso tratamiento.

La mayoría de los ciudadanos de Braunshvaig prefieren no saber la identidad del benefactor y que este siga ayudando a la gente que lo necesita. En tiempos de crisis como estos, no faltan personas necesitadas de ayuda dicen los locales.

El director del periódico local no está tan de acuerdo "después de aparecer el donante, recibimos presiones para que publiquemos casos de gente necesitada. Ahora ya no se trata de un desahucio o de un problema de salud, ahora ya nos envías propuesta para que publiquemos proyectos empresariales sociales". No queremos ser manipulados, termina diciendo el periodista.

Lo cierto es que, hasta ahora, el anónimo benefactor habría repartido más de 250.000 euros.