Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Economía

Los secretarios municipales acusan a Hacienda de improvisar con el pago a proveedores

Los secretarios de la administración local denuncian que los plazos dados por el Gobierno son perentorios

Fachada del ayuntamiento de Peleas de Abajo, un pueblo zamorano de 241 habitantes que se ha ganado el oneroso calificativo de "pueblo más endeudado de España" / ATO. DE PELEAS DE ABAJO

El Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local (COSITAL) denuncia la situación creada en algunos consistorios por el plan estrella del Gobierno para pagar a los acreedores Su presidente, Eulalio Ávila, asegura que los plazos perentorios impuestos, las rectificaciones y el retraso en la publicación de algunos documentos por parte de Hacienda dificultan el trabajo de estos profesionales encargados de remitir los datos de más de 8.000 ayuntamientos.

Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro y Soraya Sáenz de Santamaría posan en la entrada de La Moncloa antes de reunirse con proveedores de comunidades autónomas y ayuntamientos / EFE/SERGIO BARRENECHEA

La iniciativa estrella del Gobierno para auxiliar a las maltrechas cuentas de muchas pequeñas y medianas empresas depende en gran medida del trabajo de los secretarios municipales. No obstante, según denuncian, el plan para el pago a proveedores, que tiene como objetivo aliviar la soga que constriñe la tesorería de las pymes, está apretando la agenda de estos funcionarios hasta la extenuación. La situación es especialmente acuciante en el caso de poblaciones pequeñas, sin grandes equipos técnicos, y que cuentan con un único trabajador para estas cuestiones administrativas y que, a menudo, comparten con otros consistorios vecinos.

"Es un plan que era necesario pero se está llevando con excesiva improvisación", denuncia Eulalio Ávila, el presidente del Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local (COSITAL), que lamenta que el Gobierno no les haya consultado su contenido.

"Algunos secretarios están trabajando mañana, tarde y noche"

El Real Decreto-Ley que regula esta medida se publicó el 25 de febrero y fija a los gestores locales el 15 de marzo como fecha límite para remitir a Hacienda la relación de facturas pendientes. Luego tienen dos semanas más, hasta el día 30, para hacer lo propio con los planes de ajuste que deben asumir los municipios afectados. Unos plazos que Ávila no duda en calificar como "perentorios". "Algunos secretarios están trabajando mañana, tarde y noche", añade.

Esta urgencia con la que se ha planteado la tramitación contrasta, no obstante, con el retraso por parte del Ministerio en la publicación de los modelos de plan de ajuste que los ayuntamientos deben elaborar, aprobar y remitir a la administración central, anunciados para el día 12, pero todavía inéditos a pesar de la proximidad de la fecha límite. La respuesta oficial es que "se sigue trabajando en ellos".

Uno de esos pueblos en los que se revisan facturas a contrarreloj es Peleas de Abajo, en la provincia de Zamora. Sus 241 habitantes, según el padrón municipal de 2011, viven en una localidad que se ha ganado el oneroso calificativo de "pueblo más endeudado de España" y resultado de poner en relación su volumen de deuda con su población total. Sólo en el caso de los proveedores, la casa consistorial acumula 600.000 euros en facturas reconocidas, pero podrían existir más. De hecho, en los últimos días están recibiendo reclamaciones de obras y servicios impagados con cuatro o cinco años de antigüedad -y desconocidas hasta ahora-. Esa es la deuda a proveedores, pero en Peleas de Abajo deben otros 600.000 euros a la Seguridad Social, acumulan también una importante deuda financiera con entidades de crédito, tienen congeladas las transferencias por parte del Estado y apenas cuentan con una previsión de ingresos de 40.000 euros.

"Tengo que empezar antes, salir más tarde y como yo otros secretarios"

Su alcalde, Félix Roncero, comparte con Ávila la necesidad de un plan de este tipo, pero también las críticas. "Esto nos está desbordando y tenemos un montón de dudas", asegura. El pueblo comparte secretaria con otras cuatro localidades más y sólo puede dedicar a Peleas de Abajo dos días a la semana, así que para llegar a todo la única solución es prolongar las jornadas de trabajo. "La secretaria se está volviendo loca para pedir hasta el último detalle de cada factura", concluye Roncero.

La sufrida funcionaria es Montserrat Linares. Atiende a la Cadena SER apurada:"Tengo que empezar antes, salir más tarde y como yo otros secretarios", asegura cuando se le pregunta cómo gestiona este aluvión de trabajo. No cree que tenga problemas para cumplir con la fecha de envío de la relación de facturas, lo que le preocupa ahora es el plan de ajuste. "A ver qué nos exigen, no lo tengo muy claro, la verdad", reconoce. Y, pese a todo, se siente afortunada en cierta manera porque, de los cinco ayuntamientos en los que trabaja, sólo éste tiene pagos atrasados pero, aun así, ¿cómo se las está apañando estos días?. "Lo llevo como puedo, con mucha paciencia de la familia y los vecinos del pueblo, que a veces tienen que esperar para otros trámites", responde entre risas. De fondo, al otro lado de la línea telefónica se oyen gritos infantiles. Es el momento de dejar la conversación, la reclaman sus cuatro hijos. Los acaba de recoger de la piscina y es el momento de empezar con la logística de baños y cenas.

El pecado de haberse topado con administraciones morosas en 'Hoy por Hoy' (12/03/2012).